Salaberry niega acusación por infracción de transito

El actual subdere y ex diputado de nuestra comuna Insistió en que “no he cometido ninguna infracción de tránsito en la comuna de Ñuñoa ni ne ningún otro lugar de la región Metropolitana”.

933
Gentileza Agencia UNO

Tras pasar por el Juzgado de Policía Local, el subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, se defendió nuevamente de las acusaciones de haber violado la Ley de Tránsito, asegurando que no tiene vehículo propio. Según dijo, se enteró del suceso “por la prensa”.

Lo anterior, pese a los antecedentes que reveló este jueves Reportajes Bío Bío, respecto a que el pasado 25 de agosto se pasó tres semáforos en rojo, insultó al guardia municipal de Ñuñoa que lo sorprendió, huyó y -posteriormente- su hermana Iris Salaberry, funcionaria de esa comuna, buscó anular el parte.

“Me mostraron dos partes y un informe de personas distintas”, afirmó, negando haber cometido infracciones de tránsito asegurando que “no es mi auto tampoco”.

De hecho, llegó a pie al juzgado, explicando que “no tengo auto, así que me vine como cualquier ciudadano, en micro”. El vehículo en cuestión estaría a nombre de su esposa, Isabel Pavone Ferrer.

Insistió en que no ha sido citado por este hecho, por lo que acudió al juzgado justamente para que esto se concrete, y en que “no he cometido ninguna infracción de tránsito en la comuna de Ñuñoa ni ne ningún otro lugar de la región Metropolitana”.

Salaberry ha tachado los hechos en que se fundan las acusaciones son “absolutamente falsos”, argumentando que “la foto no coincide con los partes que aparecen ahí”.

Tras ver los documentos oficiales, aseguró que “de acuerdo a las boletas que aparecen ahí, la infracción habría ocurrido en un punto que no coincide, a varias cuadras de distancia, con una de las fotografías que fueron publicadas”, negando haber tenido un intercambio verbal con algún funcionario policial o municipal.

Gobierno descarta destituirlo

Tras conocerse la denuncia, la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, comunicó que el Ejecutivo optó por mantener en su cargo a Salaberry.

La Moneda considera que el episodio señalado es grave, pero el aludido señaló a Palacio “tajantemente que los hechos ahí relatados carecen de veracidad. Por lo tanto serían hechos falsos”, aseguró Pérez.

“Le hemos pedido que se ponga a disposición de la justicia, en este caso el Juzgado de Policía Local y como Gobierno vamos a esperar que es lo que finalmente determina la investigación y la búsqueda de la verdad para tomar finalmente una decisión”, añadió.

Asimismo, remarcó que “acá existen dos versiones”, ambas muy contrarias, por lo que en el Ejecutivo esperarán la resolución del tribunal de Ñuñoa e incluso descartaron suspender momentáneamente de su cargo a Salaberry.