Servicio Jesuita a Migrantes critica decisión de restarse del pacto mundial de la ONU

“Afirmar que migrar es un derecho humano, no implica que puede entrar y salir cualquiera del país. Eso es caricaturizar la situación”, escribió el religioso en Twitter como respuesta a las declaraciones del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla

1055
Foto: La Tercera

El director nacional del Servicio Jesuita a Migrantes, José Tomás Vicuña sj se refirió a la decisión del Ejecutivo de restarse del Pacto Mundial para la Migración segura, ordenada y regular; y no asistir al encuentro que se desarrollara este 10 y 11 de diciembre en Marracheck (Marruecos).

“Afirmar que migrar es un derecho humano, no implica que puede entrar y salir cualquiera del país. Eso es caricaturizar la situación”, escribió el religioso en Twitter como respuesta a las declaraciones del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla y añadió que “eso si los derechos no pueden depender del tamaño de la billetera”.

Vicuña además enumeró en Twitter una serie de argumentos a favor del documento de 23 objetivos alcanzado durante la Asamblea General de la ONU, y cuyos puntos son cumplidos por la política migratoria de Chile. “El gobierno ha promovido una migración ‘ordenada, segura y regular lo mismo que propone el mismo título del Pacto Global por una Migración ordenada, segura y regular. Paradójico no querer firmarlo“, explicó

Otro de los puntos argumentados por el director nacional del Servicio Jesuita a Migrantes en el hecho que este acuerdo no es vinculante y respeta la soberanía de cada nación para gestionar las políticas migratorias. “El pacto reconoce como principios rectores la cooperación internacional, el respeto a la soberanía de cada Estado, el respeto a los derechos humanos y el desarrollo sostenible”.

Por otro lado Juan Pablo Ramaciotti, director de Incidencia del SJM, calificó como una “señal muy negativa, tanto a nivel internacional como nacional” que Chile se haya restado del pacto mundial de la ONU.

Consultado por La Tercera, señaló que este tipo de decisiones hacen pensar que “Chile se está acercando a las políticas de estado de nacionalismo extremo”, en lugar de abordar la migración un tema que debe abordarse de manera global y desde el multilateralismo. Agregando que además se debilita la imagen del “como un país que respeta los derechos humanos”.

Ramaciotti además insistió en que el Pacto Mundial de la Migración permite la autonomía respecto a la regulación migratoria de cada país, ya que “respeta el principio de soberanía del estados y establece el derecho a incorporar normativas”.

Finalmente, agregó que lamenta que el país opte “por una política de puertas cerrados frente al desafío de la migración y no por la cooperación internacional y al multilateralismo que parece ser la mejor respuesta a un fenómeno que es global”.

Chile no es único país que no se suscribirá a esta iniciativa de carácter global, además Estados Unidos, Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, Bélgica, República Checa, Israel, Australia, República Dominicana han afirmado que no serán parte de éste.