Sex Education: la vida adolescente del siglo XXI que Netflix trae sin censura

1697
Sex Education | Netflix

A lo largo de la etapa adolescente puede ser muy complicado manejar emociones, situaciones e incluso acciones. Sex Education es una serie británica de comedia dramática creada por Laurie Nunn y protagonizada por Asas Butterfield (Otis Milburn), conocido por ser Bruno en el niño del pijama de rayas. La serie consta de 8 episodios de aproximadamente 51 minutos.

La trama se desarrolla mediante los problemas, dudas e inseguridades que un adolescente puede tener, presentando nuevas emociones y eventos que los personajes están por descubrir.

Desde el principio se puede apreciar una serie fuera de lo común por razones simples: es extremadamente explicita. Lenguaje e imágenes por igual, gráficos y sin censura. Al ser una comedia dramática puede confundirte sus diálogos caricaturescos, simpáticos y ridículos ¿Es esta la vida real?, ¿será exagerada la forma de interacción entre adolescentes?… esto podría ser una forma de darle énfasis a que esta etapa de la vida está llena de inseguridades que llevan a los más jóvenes a actuar de formas extrañas.

Tenemos al personaje principal: Otis, que vive con una madre excéntrica (Gilian Anderson), una terapeuta sexual que no le tiene miedo a los tabúes de la sociedad pero sí a involucrarse en una relación amorosa. Se dedica a analizar a su hijo en su vida cotidiana, lo que a él le molesta e incomoda.

Asa Butterfield y Gillian Anderson | Netflix
Asa Butterfield y Gillian Anderson | Netflix

Su mejor amigo Eric (Kedar Williams), gay y afroamericano, con un carisma inigualable, que claramente busca ser aceptado por todos sus compañeros, pero es rechazado de todas las formas posibles, lo que lo decepciona pero no le impide seguir su camino. Maeve (Emma Mackey), ruda, feminista reservada, no le interesa que sucede a su alrededor más que sobrevivir a sus propias adversidades, hasta que conoce a Otis.

La serie tiene más personajes que dejan mucho a sus espectadores como Adam (Connor Swindless), el hijo del director de la escuela; Lilly (Tanya Reynolds), la chica virgen obsesionada con dejar de serlo; Jackson, atleta forzado a ser el mejor; o Aimee, quien se enfrenta en un debate mental por ser popular o dejar atrás relaciones poco sanas.

La serie abarca temas que han sido polémicos durante muchas décadas hasta hoy, como es el sexismo, feminismo, comunidad LGBT y diversidad sexual. Los aspectos buenos y malos de la religión, víctimas de bullying y matones por igual.

Otis, al adoptar el rol de terapeuta sexual, tiene varias solicitudes de personas que le plantean problemas sobre sus parejas o potenciales parejas. Su influencia es bastante poderosa y efectiva en sus compañeros, toda una ironía ya que él es virgen y al principio parece no tener interés en dejar de serlo… por una curiosa razón.

Tanto el guión como el personaje al que Asas Buterfield dio vida, intentan transmitir a las personas, adolescentes o adultos, muchas de las dudas, cuestionamientos, tabúes y comportamientos negativos que en nuestro día a día se siguen cometiendo, como el concepto de que “no es no”.

A pesar de que la serie es británica, las características que presenta a lo largo de la trama son más bien de la cultura norteamericana, como no usar uniforme en la secundaria o las celebraciones de bailes escolares. De ninguna forma se da a conocer en qué época y lugar se ambienta la serie, sin embargo la ropa y banda sonora son propias de los 80, con Lauren Nunn asegurando que es un homenaje a todas las películas de John Hughes.

Sex Education | Netflix
Sex Education | Netflix

Sex Education es una serie que quiere mostrar todas las adversidades que un adolescente de todo el mundo puede tener, de forma poco común, muy divertida y astuta. Puede motivar a los más jóvenes a conocerse y demostrarles que nada de lo que experimentan es anormal o razón de vergüenza, mientras que a los más grandes les ayude a entender (o recordar) ciertas conductas de esta etapa.

Tanto padres como hijos deberían ver este rodaje de Netflix -calificado para mayores de 16 años- a fin de entender mejor los dilemas de la vida diaria, al tiempo que disfrutamos de referencias y bandas sonoras ochenteras.