Un 36% siente “esperanza” por la nueva constitución y 58% tiene “temor”

Entre las personas que no quieren adoptar el nuevo documento, la mayoría explicó que le gustaría que se rechace para que se inicie un nuevo proceso constituyente con otras reglas

53
Entre las personas que no quieren adoptar el nuevo documento, la mayoría explicó que le gustaría que se rechace para que se inicie un nuevo proceso constituyente con otras reglas

Santiago, 20 jun (Sputnik).- Un 36 por ciento de los chilenos dijo estar esperanzado frente al proceso constituyente que propone una nueva carta magna para el país, y un 58 por ciento señaló estar preocupado o tener miedo, según publicó este lunes la encuestadora privada Cadem.

“Frente a la consulta de qué sentimientos le produce la nueva Constitución, un 36 por ciento dijo que le genera esperanza, un 58 por ciento afirmó que le produce temor o preocupación y un 6 por ciento se manifestó indiferente o no sabe”, consignó Cadem a través de su estudio semana, Plaza Pública.

La publicación indicó que un 37 por ciento de los encuestados aprobará la propuesta que se encuentra redactando la Convención Constitucional para el plebiscito nacional de septiembre, mientras que un 46 por ciento se inclinó por la opción de rechazarla.

Sin embargo, la pregunta que abordó las expectativas sobre lo que ocurrirá en el plebiscito es opuesta: un 50 por ciento cree que ganará la opción del Apruebo y solo un 43 por ciento está seguro se impondrá el Rechazo.

Entre las personas que no quieren adoptar el nuevo documento, la mayoría explicó que le gustaría que se rechace para que se inicie un nuevo proceso constituyente con otras reglas, y una minoría señaló que quiere seguir con la Constitución actual.

En julio de 2021 comenzó el proceso constituyente a través de una Convención Constitucional elegida por votación popular, con 155 convencionales mandatados a escribir una propuesta de nueva Constitución que debe ser entregada el 4 de julio de este año.

En el plebiscito del 4 de septiembre habrá dos opciones: Apruebo, para adoptar la nueva carta fundamental, o Rechazo, que mantendrá vigente la actual Constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). (Sputnik)