23 de septiembre 2021: día mundial del perro adoptado

106

Hoy  23 de septiembre se celebra el Día Mundial del Perro Adoptado con el objetivo fomentar a la adopción de estos animales que están en refugios o que se encuentren abandonados.

El Día Mundial del Perro Adoptado  se celebra con el objetivo de concientizar sobre la importancia de adoptar antes que comprar.

¿El motivo?

En las calles viven millones de perritos que, en muchos casos, mueren por el desamparo

Esta fecha no solo resalta la importancia de darle hogar a estos animales que tanto amor le pueden brindar a la familia que decida acogerlos.

Es  importante que la persona que adopte un perro  sea consciente de la responsabilidad que conlleva llevar a estos animalitos a casa.

¿Cuáles son las claves para adoptar un perro?

  • Para empezar, hay que tener en cuenta que se trata de un ser vivo y no un juguete. Por ese motivo, cualquier animal que decidamos adoptar requiere cuidados y respeto.
  • Otra cosa que hay que tener en cuenta es que hay que ser conscientes de que adoptar un cachorro implica tener que vacunarlo, desparasitarlo y darle un buen alimento balanceado.
  • Además, es importante saber que, si hay otros animales en la casa, hay que proveerles todas las vacunas y desparasitarlos antes de la llegada del nuevo integrante.
  • Si bien en la primera semana hay que llevar al perro a su veterinario, hay un período de ventana de 10 días en los que se debe esperar antes de comenzar con el plan de vacunación.
  • Durante ese lapso de tiempo, lo ideal es realizarle análisis para poder desparasitarlo si fuera necesario.

También hay que pensar en preparar el hogar para la llegada del nuevo integrante, sino que, además, la familia debe organizarse y repartirse las tareas de cuidado.

Otro aspecto a tener en cuenta es la adaptación. Lo ideal sería mantener al perro en la correa mientras se le permite que explore y olfatee el interior de la casa.

También hay que mostrarle su alimento, cama, juguetes y hacerle saber sus límites con comandos cortos pero firmes como “no” o “déjalo”.

La familia o persona que decida darle un hogar a un perro debe estar dispuesta a dar tanto amor como el que recibirá