A 25 años de Matilda se conoció emotiva historia de Danny DeVito y desahuciada madre de la niña

La parte irónica es que la pareja, también en la vida real, conformada por DeVito y Rhea Perlman, quien interpretó a la madre de Matilda (Zinnia Wormwood), la hicieron de padres. No obstante, fueron todo lo contrario a sus personajes

159
Matilda es una película de fantasía y comedia familiar estadounidense de 1996​ dirigida por Danny DeVito, y producida por TriStar Pictures​.

Uno de los films importantes de los noventa es Matilda, película que cautivo con la tierna historia de la niña con poderes mágicos, a 25 años de su estreno se conoció la emociónate historia que protagonizaron los actores en la vida real

Matilda, protagonizada por la entonces infante, Mara Wilson, quien llevaba una cruz enorme para su edad, además de la actuación: su madre, Suzie Wilson, estaba postrada en la cama de un hospital, producto de un agresivo cáncer de seno, según publicaron medios como BuzzFeed.

Según relatos de la actriz, su progenitora tenía una especial fascinación por la que más tarde sería la película que protagonizaría su hija.

“A mi mamá siempre le gustó el libro Matilda y solía leérselo a los niños del colegio de mi hermano, así que era algo muy familiar para nosotros”, aseguraría más adelante la ex actriz.

No obstante, el agresivo cáncer que le fue diagnosticado a Suzie, sacudió la vida de la familia Wilson. La mujer fue internada en el hospital, mientras su hija se ausentaba en un plató para grabar las escenas de una historia que enterneció a su madre, pero que ahora la alejaban de esta en los peores momentos.

Un mal padre en escena, un gran papá en la vida real

La emocionante historia tenía tintes enormes de tristeza en el guión, como en la vida misma de su protagonista.

Los padres de Matilda, una niña con poderes, la trataban con el más oscuro desdén, haciéndola sentir como una huérfana, cuando no lo era.

La parte irónica es que la pareja, también en la vida real, conformada por DeVito y Rhea Perlman, quien interpretó a la madre de Matilda (Zinnia Wormwood), la hicieron de padres. No obstante, fueron todo lo contrario a sus personajes

Cuando el actor y su esposa supieron de la condición médica de Suzie Wilson, volcaron una buena parte de su atención hacia una atribulada Mara, quien por momentos no podía ocultar la pena de tener gravemente enferma a su madre.

Los médicos le habían diagnosticado un cáncer de seno tan letal, que su tiempo de vida no le permitiría ver el estreno de Matilda, protagonizada por su pequeña hija.

En el set, según BuzzFeed, Mara debía bailar en una de las escenas de la película. Sin embargo, estaba tan avergonzada y, a la vez, triste, que no quería hacerlo.

Para animarla, como ya lo venía haciendo junto a su esposa, DeVito hizo que todo mundo en el plató bailara también. Así se logró uno de los tramos más tiernos de la cinta en la que hacía mover todos los objetos a punta de magia.

Suzie vio un corte casi terminado de Matilda en el hospital

De nuevo, un determinado Danny DeVito entró en escena, pero para la vida real y por la puerta del hospital donde una desahuciada Suzie Wilson recibiría un regalo inesperado.

El actor llevaba con él un corte de la película, casi terminado, para mostrarle a la madre de Mara, la forma en que su hija dio vida a un personaje ahora legendario en el cine.

Lo anterior, ocurrió en secreto, por obvias razones vinculadas a las compañías productoras. Todo había quedado entre la madre de la niña actriz y de quien fungía como un verdadero padre en tiempos difíciles.

El triste pronóstico se cumplió semanas antes del estreno de Matilda y poco después de que la madre de Mara Wilson viera una parte de la cinta.

En su libro “¿Dónde estoy ahora?”, lanzado en 2016, la retirada actriz cuenta entre sus relatos lo duro que fue ese momento en su vida y la ayuda emocional que recibió de DeVito y de Rhea Perlman.

“Estaba muy preocupada de que no pudiera llegar a ver la película. No me enteré de esto hasta tiempo después. Mi corazón se enterneció y ella estuvo envuelta de amor hasta el final”., aseguró Mara.

No obstante, la muerte de su madre es uno de los factores que la determinó a alejarse de Hollywood, tras concebir a la industria que está detrás, como una de las más perjudiciales para la vida de las personas que trabajan en esta, refiriéndose a su faceta de actriz en la niñez.

niñez.

Revista Caras

“A veces desearía haber dejado [de actuar] después de Matilda porque creo que ese fue realmente el peak para mí. Realmente no había ningún lugar al que pudiera ir desde allí. Así que creo que ya estaba empezando a dejar de actuar. … Creo que hubiera sido un buen momento para reevaluar las cosas. Pero creo que después de la muerte de mi madre, sentí que tenía que seguir adelante porque el cine era la única constante en mi vida”.

No todo fue malo, ya que sin la actuación, Wilson reconoce que no hubiese podido enfrentar ese tormentoso momento de su vida, cuando su madre partió de este mundo, mientras ella comenzaba a vivir en este, dada la fama que le dieron películas como Matilda y Miss Mrs. Doubtfire, junto al fallecido Robin Williams.

Estaba muy deprimida, estaba muy ansiosa, apenas recuerdo la salida de Matilda. Solo tengo vagos recuerdos del estreno y fue muy difícil para mí. Así que creo que definitivamente me desilusioné un poco con la actuación, con Hollywood, mientras que, al mismo tiempo, fue una muleta para mí. Era algo en lo que, cuando estaba hecho, no sabía qué hacer conmigo misma.

No obstante, tuvo la oportunidad de ser acogida por un hogar temporal, en donde recibió amor y comprensión, como lo tuvo Matilda en el final de su historia, también dirigida por Danny Devito.

Fuente: Radio Bio Bio