Al gobierno le faltó “liderazgo” durante proceso constitucional, dice exministro

No tiene fundamento que se declare plurinacional en un país donde la población indígena no representa más del 10 por ciento. (…) También tenía el flanco del aborto, soy partidario del aborto pero entiendo que no debe estar en la Constitución porque hay gente que tiene dificultades con eso

186
Ominamipascual, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Montevideo, 29 may (Sputnik).- Al gobierno chileno, liderado por el presidente Gabriel Boric, le faltó capacidad de liderazgo durante el proceso de reforma constitucional, dijo a la Agencia Sputnik el exministro de Economía y Comercio Carlos Ominami.

“Uno de los principales errores del gobierno fue definir una cierta prescindencia respecto del trabajo de la comisión constitucional. Era evidente que este tema iba a ser un plebiscito sobre el gobierno, creo que no se preparó para eso (…) fue condescendiente respecto al texto que se estaba haciendo en la comisión, que no tenía ninguna posibilidad de ser aprobado. Era un texto que abría muchos francos, (…) Debió haber demostrado una capacidad de liderazgo y conducción que al gobierno le faltó y eso desembocó en la derrota”, dijo Ominami, quien también fue senador.

Entre las debilidades que planteaba la comisión, estaba la cuestión de la plurinacionalidad, indicó.

“No tiene fundamento que se declare plurinacional en un país donde la población indígena no representa más del 10 por ciento. (…) También tenía el flanco del aborto, soy partidario del aborto pero entiendo que no debe estar en la Constitución porque hay gente que tiene dificultades con eso”, agregó.

Consideró que fue “absurdo” haber “innovado algo que es parte del acervo universal, que es que las repúblicas tienen tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial).

“El gobierno dijo que el Poder Judicial iba a ser un sistema. Esto significó una fuerte derrota para el gobierno y puso a la derecha y extrema derecha en el control del consejo constitucional que se va a instalar en el próximo mes”, afirmó.

El 8 de mayo, el opositor Partido Republicano triunfó en las elecciones para el próximo Consejo Constitucional, con el 35,42 por ciento de los votos frente a un 28,57 por ciento de la alianza electoral chilena de izquierda oficialista Unidad para Chile.

Se trató de un segundo intento, luego de que el texto redactado por la Convención Constitucional elegida en 2021 fue descartado en un plebiscito celebrado el 4 de septiembre de 2022. La opción de “Rechazo” obtuvo 63 por ciento de los votos.

La Constitución vigente data de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y ha sido cuestionada durante años, particularmente por la izquierda, por considerar que perpetúa modelos arcaicos y la injusticia social.

Fue sometida a algunas reformas, la última de ellas en 2005, durante la administración de Ricardo Lagos (2000-2006).

El impulso para adoptar una nueva Constitución creció luego de un histórico estallido social, entre octubre de 2019 y marzo de 2020, reflejo del malestar por desigualdades sociales denunciadas por varios sectores.

Las protestas derivaron en represión y enfrentamientos que dejaron 34 muertos y miles de heridos, en su mayoría a manos de las fuerzas de seguridad. (Sputnik)