Alcalde Labra participa del Primer Cónclave de Seguridad y Prevención del Delito

Cristóbal Labra, alcalde de San Joaquín, presentó una propuesta para recuperar los espacios públicos, entre ellos, las plazas y áreas verdes, las que actualmente están literalmente tomadas por el narcotráfico, la delincuencia y distintas incivilidades, entre ellas, la ingesta de alcohol.

225
Foto: Municipalidad de San Joaquín

La reunión, efectuada en la Municipalidad de Puente Alto, congregó a 12 municipios del sector sur de la capital y fue encabezada por el Subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara y Héctor Barros Vásquez, de la Fiscalía Metropolitana Sur.

El saludo inicial estuvo a cargo del alcalde anfitrión, Germán Codina, luego intervino el Subsecretario, quien resumió los alcances y objetivos de la reunión, a la vez que explicó las orientaciones del Gobierno en materia de seguridad.

Más tarde fue el turno de los distintos alcaldes y alcaldesas quienes se refirieron a la realidad de sus comunas y las propuestas para afrontar la delincuencia y el crimen organizado.

En ese tenor, las exigencias giraron en torno a la redistribución de la dotación policial y mayores recursos para prevenir los delitos, al mismo tiempo que mayor presupuesto para invertir en proyectos sociales en los barrios más conflictivos.

Por su parte, Cristóbal Labra, alcalde de San Joaquín, presentó una propuesta para recuperar los espacios públicos, entre ellos, las plazas y áreas verdes, las que actualmente están literalmente tomadas por el narcotráfico, la delincuencia y distintas incivilidades, entre ellas, la ingesta de alcohol.

Dentro de su planteamiento, llamó a legislar para que beber en la vía pública pase de una simple falta a un delito, entre otras ideas para afrontar de manera efectiva los problemas de seguridad de nuestros barrios.

Antes de finalizar la jornada, el Subsecretario de Prevención del Delito, resumió en tres los acuerdos principales que el Gobierno asumirá de manera inmediata: que la instancia de coordinación sea permanente (cada 15 días con los directores/ras de Seguridad municipal y todos los meses con los alcaldes y alcaldesas); Redistribución de la dotación policial según las necesidades de cada territorio y priorizar los delitos de mayor recurrencia y relevancia en la zona sur de la capital, para abordarlos de manera general.