Alerta por posibles motines en las cárceles tras anuncio de medida anticelulares

Por razones de seguridad, el Gobierno explicó que no puede dar detalles específicos del funcionamiento de las máquinas inhibidoras, pero se sabe que es una tecnología israelí de punta, pionera en Latinoamérica

105
Si bien se comenzó con esto en Santiago, la meta del Ejecutivo es poder instalar esta tecnología en los 15 recintos penitenciarios más grandes de Chile.

Santiago, 29 mar (Sputnik).- Con el fin de detener las reiteradas estafas telefónicas que los reos organizan desde las cárceles, la administración del presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció el año pasado que en marzo de 2024 instalaría aparatos inhibidores de señal de celular.

La fecha llegó y la medida se comenzará a implementar en estos días. De hecho, Gendarmería de Chile ya inició algunas pruebas en ciertos recintos penitenciaros de Santiago y aunque todo resultó bien, los funcionarios elevaron múltiples alertas sobre amenazas, posibles desórdenes y hasta eventuales motines.

Como era de esperar, ni a las bandas de narcotráfico ni al crimen organizado con presencia en las cárceles le cayó bien la noticia.

El Gobierno entró en alerta y está coordinando una serie de medidas para contrarrestar posibles incidentes, sobre todo este fin de semana donde se juntan tres factores de riesgo: se conmemora el Día del Joven Combatiente, fecha en que se recuerda el asesinato de dos jóvenes en la última dictadura (1973-1990) y que generalmente conlleva protestas en las calles y requiere amplio contingente policial extra; es feriado por Semana Santa y muchos gendarmes tienen día libre y la molestia acumulada por los mencionados aparatos inhibidores.

“Hemos tomado todas las medidas preventivas y de coordinación eficaz para evitar que se produzca cualquier conflicto al interior de los penales”, señaló en conferencia de prensa el ministro de Justicia, Luis Cordero.

TODOS TRABAJAN

La Dirección Regional Metropolitana de Gendarmería, que controla las cárceles de Santiago, ordenó suspender los permisos de los funcionarios. Todos deben trabajar. Y los que ya tenían planeado con mucha antelación su feriado, se les otorgó permiso faltar, pero se les prohibió salir de Santiago por cualquier eventualidad.

Todos los gendarmes tuvieron que actualizar sus números de contacto en una base de datos y se les ordenó mantener sus celulares prendidos para quedar atentos a cualquier plan de enlace.

El Poder Judicial también intervino en la estrategia de contingencia y determinó que durante el primer mes de aplicación del bloqueo de señal, las visitas semanales que los jueces realizan a las cárceles se harán de manera telemática en Santiago.

Algunas prisiones, como el Penal Santiago 1, determinaron que se suspenderá la asistencia presencial de los abogados, evitando posibles ataques, toma de rehenes u otras eventualidades, y las reuniones con sus defendidos serán online.

Por razones de seguridad, el Gobierno explicó que no puede dar detalles específicos del funcionamiento de las máquinas inhibidoras, pero se sabe que es una tecnología israelí de punta, pionera en Latinoamérica y que funcionó bien durante las pruebas de marcha blanca que se realizaron estos días.

Si bien se comenzó con esto en Santiago, la meta del Ejecutivo es poder instalar esta tecnología en los 15 recintos penitenciarios más grandes de Chile. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR