Algo lenta y con incidentes aislados se desarrolla segunda jornada de elecciones en Chile

En el Estadio Monumental de Santiago, que durante esta elección funcionó como local de votación, personal del Ejército detuvo a una mujer acusada de haber fotografiado su voto, lo que es considerado un delito por la legislación chilena.

104
RODRIGO GARRIDO REUTERS

Santiago, 16 may (Sputnik).- Algo más lenta y con algunos incidentes aislados se desarrolló la primera mitad de la segunda jornada de elecciones en Chile este domingo, en que los chilenos eligen alcaldes, concejales, gobernadores regionales y convencionales constituyentes.

“Durante la mañana se registró menos movimiento de personas respecto a la jornada de ayer (Sábado), hacemos un llamado a las personas a participar de este importante proceso”, señaló en conferencia de prensa la ministra de Transportes, Gloria Hutt.

Además de la baja concurrencia que se registró durante la mañana, el Servicio Electoral informó que también estuvo lenta la instalación de las mesas electorales a lo largo del país, señalando que a las 10:00 horas (14:00 GMT) aún faltaba un cuatro por ciento de las mesas por constituir y recién a las 12:30, se instaló el 100 por ciento de estas.

Los hechos que más registraron atención de los medios fueron las votaciones de los precandidatos presidenciales que votaron durante la mañana.

Sebastián Sichel, abanderado sin militancia que es apoyado por algunos sectores del oficialismo, sufragó en la comuna de Las Condes en el sector oriente de Santiago, y tras la votación hizo un llamado a la gente a acudir a las urnas.

“No me pone contento una democracia donde vote solo la élite y no participen los chilenos”, afirmó en conferencia de prensa.

A su vez, el exministro de Hacienda del presidente Sebastián Piñera y la principal carta presidencial del partido Evolución Política (centroderecha), votó en la comuna de Vitacura, en la zona oriente de la capital, y durante una conferencia de prensa sostuvo que “ayer tuvimos una baja participación en comunas populares”.

“Quiero hacer un llamado a las personas a que participen”, insistió.

DETENCIÓN Y COVID

En el Estadio Monumental de Santiago, que durante esta elección funcionó como local de votación, personal del Ejército detuvo a una mujer acusada de haber fotografiado su voto, lo que es considerado un delito por la legislación chilena.

La situación se volvió confusa cuando la mujer comenzó a gritar que estaba siendo agredida por funcionarios militares, y alegó que estaba sacando una foto porque, supuestamente, su voto estaba marcado.

Además, los casos sospechosos de covid-19 en vocales (ciudadanos escogidos al azar para gestionar la recepción de votos) obligaron el cierre de mesas en varios locales de votación.

Por ejemplo, en la región del Biobío, en el sur del país, se registró un caso de una vocal de mesa sospechosa de covid-19 positivo, quien presentó síntomas de la enfermedad y comunicó la situación.

La mujer fue aislada y tras un operativo de sanitización, la mesa pudo seguir operativa.

Casos similares se reportaron en las comunas de Viña del Mar (centro), Puerto Montt (sur), Puerto Aysén (sur) y Til Til (centro).

El vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, señaló en conferencia de prensa que la primera mitad de esta segunda jornada se realizó con normalidad, e hizo un llamado a que “todas aquellas personas que no votaron el sábado, que vengan hoy porque es completamente seguro desde lo sanitario y también, desde la perspectiva de seguridad pública”.

Esta ha sido denominada la “mega elección” a raíz de que es una de las votaciones con más cantidad de cargos en disputa: los chilenos deberán escoger a 345 alcaldes, 2.252 concejales municipales, 16 gobernadores regionales y 155 convencionales constituyentes, es decir, 2.768 cargos a lo largo del país.

Chile dispuso un total de 184.000 urnas en 46.000 mesas de votación en 2.700 establecimientos en todo el país, para las 14.900.089 personas que están habilitadas para votar en el territorio nacional.

Los convencionales constituyentes estarán encargados de redactar la próxima carta magna que reemplazará la actual Constitución de 1980. (Sputnik)