Alta comisionada de ONU para DDHH alarmada por violencia política en México

La alta comisionada pidió a las autoridades mexicanas que "se abstengan de utilizar un lenguaje que socave a quienes expresan opiniones disidentes o que de alguna manera ponga en duda la independencia de los órganos autónomos, incluidas las instituciones electorales".

149

Ciudad de México, 21 jun (Sputnik).- La Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos (Acnudh), Michelle Bachelet, expresó este lunes su alarma ante la violencia política en México durante la campaña para las recientes elecciones legislativas y locales, en la que 91 dirigentes políticos fueron asesinados.

“Me alarmó el alto nivel de violencia política en el contexto electoral. Al menos 91 políticos y miembros de partidos políticos, entre ellos 36 candidatos electorales, fueron asesinados durante el período electoral que comenzó en septiembre de 2020”, reseñó Bachelet en su discurso de inauguración de la 47 sesión del Consejo de la ONU para los Derechos Humanos.

Quien fuera dos veces presidenta de Chile (2006-2010 y 2014-2018), dijo que México celebró el 6 de junio “las elecciones más importantes de su historia a principios de este mes en medio de numerosos desafíos”.

En los nueve meses de las campañas electorales, la representación de Acnudh también documentó otros ataques y amenazas que pusieron en peligro la vida de políticos, sus partidarios y funcionarios públicos vinculados a los comicios.

“Los partidos políticos de todo el espectro se vieron afectados y las mujeres enfrentaron violencia de género, incluida la violencia sexual y campañas de difamación”, dijo Bachelet en un extracto de su informe global.

DEFENSA DE INSTITUCIONES ELECTORALES

Bachelet estima que es fundamental asegurar la rendición de cuentas por estos actos de violencia política y garantizar su no repetición, y defendió la independencia de los organismos autónomos, entre ellos el Instituto Nacional Electoral (INE).

La alta comisionada pidió a las autoridades mexicanas que “se abstengan de utilizar un lenguaje que socave a quienes expresan opiniones disidentes o que de alguna manera ponga en duda la independencia de los órganos autónomos, incluidas las instituciones electorales”.

En el marco de las elecciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), cuestionaron a los consejeros del INE y magistrados del Tribunal Electoral por una supuesta parcialidad a favor de la oposición.

El jefe del Ejecutivo federal anunció la semana pasada que impulsará reformas constitucionales para modificar a las instituciones electorales autónomas y la composición del Congreso, entre otras.

Bachelet expresó finalmente su beneplácito con la reciente sentencia de la Corte Suprema de México aceptando las recomendaciones de acción urgente del Comité contra Desapariciones Forzadas como legalmente vinculantes para las autoridades nacionales de todos los niveles.

En las elecciones para renovar los 500 asientos de la Cámara de Diputados, Morena fue el partido que más retrocedió, al perder 54 escaños, pasando de 253 a 199 diputados, aunque la coalición gobernante mantuvo la mayoría simple al sumar votos de los partidos Verde Ecologista y del Trabajo.

La fuerza política que más avanzó fue el opositor Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha), que elevó su bancada de 78 a 113 diputados. (Sputnik)