Amarillos por Chile, el nuevo referente que alerta sobre la convención

No queremos la deconstrucción de Chile, ni su desmembramiento, ni su refundación desde cero, sino un nuevo comienzo que recoja lo mejor que hemos construido todos juntos en estas décadas

117
En un documento que fue firmado por más de 70 personas el colectivo centra sus críticas a la forma en que ha trabajado la Convención Constitucional además de remarcar sus diferencias políticas con ciertos sectores que se encuentran en su interior.

Un grupo de expersoneros políticos y figuras públicas, en su mayoría vinculados a la DC, pidieron gradualidad en el trabajo que realiza la Convención Constitucional, a través de un manifiesto titulado “Amarillos por Chile”.

Se trata de un documento firmado por cerca de 80 personas, entre quienes destaca Cristián Warnken, Carolina Goic, Fulvio Rossi, Jorge Burgos, Mariana Aylwin, Alejandro Foxley, Mario Waissbluth y Soledad Alvear.

Recordemos que la Convención está en plena votación de sus primeras normas que serán incluidas en el borrador de la nueva Constitución.

No obstante, varias iniciativas han causado preocupación, por los drásticos cambios que implican.

Al respecto, en el manifiesto advierten una “euforia refundacional”, acusando “radicalidad y maximalismo”.

El “estallido institucional” en la Convención

“En medio de la euforia refundacional que quiere partir de cero, es usual que la voz de los amarillos intente ser acallada, y parezca mucho más atractiva la radicalidad y el maximalismo que la prudencia y el realismo”, indican.

En ese sentido advierten un “estallido institucional”, con una Constitución que finalmente no sea aprobada.

“Hoy enfrentamos el peligro de lo que alguien ha llamado “estallido institucional”, cuando se vislumbra la posibilidad de que la Convención Constitucional, en vez de ofrecerle al país una Constitución que nos incluya a todos y ayude a construir un pacto social, nos lleve a un callejón sin salida que empuje a muchos de los que votaron “apruebo” y quieren que el proceso constitucional resulte, a quedar sin otra opción posible que la de oponer un “No” a una Constitución que no nos represente a todos”, señala.

“Muchas de las propuestas que han emanado de las comisiones y algunas de las que ya están alcanzando los 2/3 en el Pleno están encendiendo la señal de alerta entre quienes no queremos la deconstrucción de Chile, ni su desmembramiento, ni su refundación desde cero, sino un nuevo comienzo que recoja lo mejor que hemos construido todos juntos en estas décadas y mejore de manera eficaz e inteligente lo que haya que mejorar”, agrega.

Acusan “error político garrafal” por exclusión de la derecha

Asimismo, cuestionaron el ostracismo al que ha sido sometido la derecha en la Convención, producto de su escasa representación, apuntando a que se trata de un sector que consiguió una importante votación en las últimas parlamentarias y presidenciales.

“El intento de algunas facciones radicalizadas de la Convención de ignorar, e incluso borrar, a un sector político significativo del país (la centroderecha), tal como intentaran hacerlo en la Constitución del 80 los maximalistas de entonces (de signo inverso a los de hoy), es un error político garrafal”, sentencian.

“¿Se puede hacer una Constitución viable sin incluir ni escuchar a ese sector, como si no existiera? Proponer un texto constitucional excluyente y que no naciera del genuino diálogo y la escucha también de la minoría sería una victoria pírrica que no le aseguraría una larga vida a dicha Constitución y solo ayudaría a polarizar aún más al país”.

“Sería repetir el mismo error que cometió ayer una parte de la derecha”, sentencian.

De igual forma, pidieron a la derecha no abandonar la Convención, tal como lo han deslizado algunos convencionales impotentes ante el escaso peso que evidencian.

“De la misma manera que pedimos a la izquierda asumir su responsabilidad democrática en abrirse a una genuina y respetuosa escucha, solicitamos a la derecha no abandonar el proceso Constituyente de manera precipitada”, señalan.

“Este país es más amarillo de lo que parece”

Por último, tras asegurar ser una “mayoría silenciosa del país”, hicieron un llamado a elaborar una Constitución equilibrada.

“Los “amarillos” hemos existido siempre. Somos -así lo creemos- una mayoría silenciosa del país. Nos manifestamos en la elección presidencial reciente y con nuestro voto obligamos a los extremos a moderarse”, dijeron.

“Este país es -en el fondo- más amarillo de lo que parece. Quiere reformas, no revolución, no una Constitución inarmónica o sesgada, sino una nueva Constitución equilibrada”, agregaron.

“Apoyaremos el trabajo de la Convención si esta avanza en la dirección democrática señalada, pero ejerceremos el legítimo y necesario derecho a la crítica si la Convención se extravía y nos lleva a un callejón sin salida”, concluyeron.

Los firmantes

Cristián Warnken Lihn, Ada Torres Becerra, Alberto Chacón Oyanedel, Alejandro Ferreiro Yazigi, Alejandro Foxley Rioseco, Alejandro Witker Velásquez, Álvaro Briones Ramírez, Álvaro Clarke de la Cerda, Ana Luz Durán Sáez, Andrés Jouannet Valderrama, Andrés Montecinos Almarza, Andrés Morales Gaete, Andrés Velasco Brañes, Armando Sanhueza Silva, Bernarda Soto Sepúlveda, Carolina Goic Borojevic, Carlos Franz Thorud, Claudio Elórtegui Raffo, Darío Contador Valenzuela, Eleodoro Olivares Oneto, Emilio Oñate Vera, Enrique Krauss Rusque, Eugenio Tuma Zedan, Felipe Sandoval Precht, Fernando Bustamante Huerta, Francisco Peragallo Carrasco, Franklin Barrientos Ramírez, Fulvio Rossi Ciocca, Fredy Cancino Berríos, Germán Guerrero Pavez, Gutenberg Martínez Ocamica, Hernán Vodanovic Schnake, Ignacio Walker Prieto, Iris Boeninger von Kreschmann, Isidro Solís Palma, Iván Jaksic Andrade, Iván Poduje Capdeville, Iván Ramírez Araya, Iván Witker Barra, Jaime Campos Quiroga, Joaquín Tuma Zedan, Jorge Burgos Varela, Jorge Vives Dibarrat, José De Gregorio Rebeco, José Ignacio Martínez Estay, José Joaquín Brunner Ried, José Luis del Río Goudie, José Pablo Arellano, José Rodríguez Elizondo, Juan Alberto Rabah Cahbar, Luis Otero Durán, Luis Riveros Cornejo, Manuel Matta Aylwin, María de los Ángeles Fernández Ramil, Mariana Aylwin Oyarzún, Mario Cabezas, Thomas Mario Waissbluth Subelman, Mauricio Electorat Muller, Oscar Guillermo Garretón Purcell, Pablo Morales Ahumada, Paola Assael, Paola Marín Martínez, Patricio Walker Prieto, Pedro García Aspillaga, Pilar Peña D’Ardaillon, Ramón Montes Parraguez, Raimundo Burgos Salas, René Cortázar Sanz, Ricardo Escobar Calderón, Ricardo González Middleton, Rodrigo Valdés Pulido, Sebastián Pavlovic Jeldres, Sergio Morales Morales, Sergio Solís Mateluna, Soledad Alvear Valenzuela, Susan Sesnich Espinoza, Tomás Aylwin Arregui, Vivianne Blanlot Soza, Zarko Luksic Sandoval.