Arenas en movimiento: científicos explican extraño fenómeno de la superficie marciana

"En Marte, simplemente no hay suficiente energía eólica para mover una gran cantidad de material alrededor de la superficie", afirmó el astrogeólogo Matthew Chojnacki, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona.

759

Un grupo de científicos estadounidenses ha descubierto cómo los vientos salvajes, la delgada atmósfera, la temperatura y la topografía moldean el paisaje marciano. Esta investigación arroja datos importantes que podrían utilizarse en caso de un eventual viaje de la humanidad a Marte.

Los astrogeólogos querían entender si los paisajes de arena marcianos todavía estaban cambiando, ya que, a pesar de las ocasionales tormentas de polvo que se producen en todo el planeta rojo, los vientos marcianos en general no tienden a desplazar tanta arena como se podría esperar.

Esto de debe a que la atmósfera del planeta es delgada y débil; de hecho, la presión atmosférica promedio en la superficie es solo el 0,6% de la presión atmosférica terrestre a nivel del mar. Esto hace que los vientos del planeta rojo sean más débiles.

“En Marte, simplemente no hay suficiente energía eólica para mover una gran cantidad de material alrededor de la superficie”, afirmó el astrogeólogo Matthew Chojnacki, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona.

Para entender los movimientos paisajes de arena marcianos (de existir alguno), el equipo seleccionó 54 campos de dunas y analizaron imágenes tomadas durante períodos de entre dos y cinco años.

Los científicos descubrieron que la velocidad de migración para las dunas en forma de media luna era en promedio medio metro por año, aproximadamente 50 veces más lento que algunas de las dunas de arena más rápidas de la Tierra.

Cuando los investigadores examinaron la arena en una variedad de lugares, incluidos cráteres, grietas, cañones, llanuras y cuencas polares, encontraron que, de todas las regiones arenosas, el movimiento era más fuerte en tres lugares.

A pesar de que hay grandes diferencias entre estos lugares, tienen dos cosas clave en común: fuertes transiciones en la topografía y la temperatura de la superficie.

“Esos no son factores que se encontrarían en la geología terrestre. En la Tierra, los factores son diferentes de Marte. Por ejemplo, el agua subterránea cerca de la superficie o las plantas que crecen en el área retardan el movimiento de la arena de las dunas”, explicó Chojnacki.