Arranca el juicio contra el actor español Willy Toledo por insultar a… Dios

"Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María", reza el comentario por el que el actor es llevado a juicio.

1052
El actor Willy Toledo, a su llegada al juzgado de lo Penal número 26 de Madrid (Ricardo Rubio / EP

Madrid, 17 feb (Sputnik).- El actor español Willy Toledo, célebre por su ideología de izquierda, se sienta este lunes en el banquillo de los acusados como presunto culpable de un delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos por la publicación en 2017 de un comentario en Facebook en el que profería insultos contra Dios y la Virgen María.

“Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”, reza el comentario por el que el actor es llevado a juicio.

El mensaje fue escrito a modo de protesta después de que un juez de Sevilla mandara a juicio a tres mujeres por mostrar una reproducción gigante de una vagina como si fuese una de las imágenes religiosas que habitualmente se llevan en procesión durante la Semana Santa.

Este lunes, a la puerta del Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid, Toledo se reafirmó en sus comentarios.

“Yo soy ateo y me cago en Dios todos los días, cada vez que se me cae un plato en el dedo gordo del pie y me hace daño. Voy a seguir diciendo todo aquello que me salga de las orejas decir”, dijo Toledo antes de entrar al juzgado.

Además de los delitos contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos, Toledo afronta una acusación por obstrucción a la justicia por negarse a comparecer ante el juez durante la fase de instrucción de la causa.

La acusación en la causa está formulada por la Asociación Española de Abogados Cristianos, que pide 22 meses de multa para el actor.

Por su parte, la Fiscalía pide la absolución al considerar que los hechos “no son constitutivos de delito”.

El caso de Willy Toledo volvió a poner de actualidad en España el debate sobre los límites de la libertad de expresión y los delitos de opinión.

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) considera que todo el procedimiento es “impropio de una democracia plural” y “contrario a los estándares internacionales de libertad de expresión”. (Sputnik)