Bolivia busca por tres vías desclasificar la coca de Lista de Estupefacientes

Bolivia es el tercer productor de coca en Sudamérica con aproximadamente 30.500 hectáreas, por detrás de Colombia y Perú, según datos del monitoreo de la ONU.

186
De Danna Guevara - https://www.inaturalist.org/photos/22483426Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0), CC BY 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=83658494

Santa Cruz (Bolivia), 14 sep (Sputnik).- Bolivia busca por las vías informativa, jurídica y política desclasificar la hoja de coca de la Lista I de la Convención Única de Estupefacientes de las Naciones Unidas, de 1961, informó el miércoles el vicepresidente David Choquehuanca.

La primera vía para lograr este objetivo es la informativa, que busca combatir la desinformación y “postverdad” que se ha construido alrededor de la hoja de coca y desvirtuar la imagen estigmatizada que se ha creado de ella ante el mundo.

“Significa actuar y dar un salto reprimido por seis décadas de campaña de exterminio a la hoja de coca, y dejarla en su lugar como manifestación de vida en perfecto equilibrio”, aseguró Choquehuanca, en un acto público sobre el tema.

El segundo frente se desarrolla en el marco jurídico, ante la urgente necesidad de revisar los textos de la Convención Única de Estupefacientes, para la construcción de nuevos principios que puedan estar en equilibrio con los pueblos indígenas.

“Hacemos un llamado e invitamos a los países miembros a activar el examen de proceso de revisión crítica de la hoja coca como estupefaciente de la Lista 1. Los errores históricos en torno a la hoja de coca y sus derivados, a la luz de los nuevos estudios, son corregibles y revisables”, manifestó.

Mientras que la tercera vía a seguir en el proceso de desclasificación se encuentra en el escenario político, a partir del discernimiento de las bondades de la hoja de coca para con la humanidad y que en su momento no fueron tomadas en cuenta, lo cual fue aprovechado para estigmatizarla.

En junio, el Gobierno boliviano solicitó activar un proceso para revisar la clasificación de la hoja de coca como estupefaciente en la lista 1 de la Convención de 1961, a través de un examen crítico por parte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La iniciativa busca reparar un “error histórico” en el régimen del control de drogas de la ONU sobre la hoja de coca que es usada por los pueblos indígenas de Sudamérica, de manera ancestral.

Bolivia es el tercer productor de coca en Sudamérica con aproximadamente 30.500 hectáreas, por detrás de Colombia y Perú, según datos del monitoreo de la ONU.

La comercialización de la hoja de coca es legal en Bolivia para el tradicional acullico -masticado por obreros y campesinos-, en mates y medicina tradicional; no obstante, la coca que es desviada al mercado ilegal es empleada en la elaboración de cocaína. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR