Cayó Nicolás López, el influyente cineasta chileno que abusaba de las actrices

López se hizo popularmente conocido en Chile como cineasta en 2004 cuando lanzó su primer largometraje, "Promedio rojo", una comedia basada en el despertar sexual adolescente. Recibió buenas críticas y la cinta fue celebrada por el director estadounidense Quentin Tarantino.

88
La justicia chilena condenó este lunes al cineasta Nicolás López a cinco años de cárcel por usar su posición en la industria para abusar sexualmente de dos mujeres.

Santiago, 26 abr (Sputnik).- El caso judicial más impactante sobre abuso sexual en la industria del cine chileno llegó a puerto. Luego de cuatro años de investigación de la Fiscalía Oriente de Santiago y seis semanas de juicio, este martes la justicia declaró culpable al cineasta Nicolás López del delito de abuso sexual.

El Tribunal Oral en lo Penal de Viña del Mar determinó que en dos de las decenas de denuncias de mujeres contra el realizador había pruebas contundentes para determinar su veracidad, condenándolo por haber abusado de dos actrices entre 2015 y 2016.

Todas las demás acusaciones contra López fueron desestimadas, incluida la más grave de ellas, una supuesta violación ocurrida en 2014 contra una adolescente de 17 años. “La prueba de cargo fue insuficiente para acreditar más allá de toda duda razonable la existencia del tipo penal de violación propuesto por los acusadores”, señaló el juez de la instancia.

El 16 de mayo, el tribunal leerá la sentencia correspondiente al veredicto. Fiscalía había solicitado una pena de 15 años de cárcel por la suma de los delitos cometidos, pero como solo se lograron acreditar los abusos, el máximo castigo que arriesga el cineasta son cinco años de presidio efectivo.

Este es el inicio de la caída de López, quien fue durante años el director más prolífico, popular y taquillero del cine chileno, y quien logró alcanzar una posición de poder para abusar de las mujeres que soñaban con comenzar una carrera y que solo el movimiento feminista y la valentía de las víctimas tuvo la fuerza para detener.

EL MÉTODO LÓPEZ

“Siempre he tenido la oportunidad de estar rodeado de minas (mujeres) a las que uno puede emborrachar”. “Me fascinan las mujeres y soy un degenerado”. “Siempre me he aprovechado de ser director, es la única forma de perder la virginidad”.

Estas son algunas de las frases dichas por López que ilustran su manera de actuar, y no fueron declaradas a algún amigo en una fiesta ni escritas en un diario de vida, sino que fueron rescatadas de entrevistas que el cineasta dio a los medios, cuando, en ese entonces, muchos consideraba aquello un “estilo rupturista” pero que hoy, tras la ola feminista y el movimiento #MeToo en Estados Unidos, se entienden transversalmente incorrectas.

López se hizo popularmente conocido en Chile como cineasta en 2004 cuando lanzó su primer largometraje, “Promedio rojo”, una comedia basada en el despertar sexual adolescente. Recibió buenas críticas y la cinta fue celebrada por el director estadounidense Quentin Tarantino.

Rodó varias películas exitosas como “Santos” y “Qué pena tu vida”, que al igual que “Promedio rojo”, tenían como objeto central un joven antihéroe tímido o poco agraciado cuyo conflicto era la dificultad para conquistar mujeres o mantener relaciones amorosas sanas.

Los medios se volcaron a la figura de López debido a que la mayoría de los filmes que rodaba conseguían muy buenos números de taquilla.

En 2016 publicó la comedia “Sin filtro”, una de las películas más vistas en la historia del cine nacional, cuyo guion consiguió tanto éxito que fue adaptado en varios países. La internacionalización de la carrera de López le permitió traer a actores de renombre a sus producciones, como Eli Roth o Keanu Reeves, entre otros.

En 2019 se publicó en la revista El Sábado un reportaje que le cambió la vida. Ocho mujeres, entre actrices, modelos y personas vinculadas al medio, lo acusaron de forzarlas a sostener actos de connotación sexual en el marco de un casting, bajo engaños o presionadas por temor a no ser contactadas para una producción. Tras aquello, la Fiscalía inició una investigación que concluyó esta semana.

Durante el juicio, la Fiscalía logró demostrar que López borró más de 2.700 mensajes de Whatsapp de su celular donde admitía algunas de sus conductas. “En estos, reconocía que había tocado senos de sus víctimas, que las había perseguido y que una de ellas se fue traumada de su departamento.”, señaló el ente persecutor.

En uno de los mensajes, López escribió: “Preséntame amigas jóvenes y llenas de esperanzas para destruirles sus sueños”.

UNA REVICTIMIZADORA DEFENSA

Silvana del Valle, abogada de la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres, criticó la manera en que los abogados de López llevaron adelante el juicio. En reiteradas oportunidades, la defensa del cineasta apeló a que las mujeres “querían ser famosas” o a que “eran influencers” como método para desestimar las denuncias.

“Esto es algo muy común en los delitos contra mujeres. Se les trata de presentar como si fueran malas personas y los abogados instalan sospechas de que las mujeres puedan estar mintiendo”, señaló en entrevista con Agencia Sputnik.

La abogada afirmó que este tipo de estrategias “son parte de la violencia hacia las mujeres, la replican y reproducen, revictimizando a las personas. Lamentablemente, es más común de lo que parece y se utiliza incluso en crímenes cuando la mujer resulta muerta”.

Si bien Del Valle valoró el veredicto contra López, admitió que hubiese esperado uno más contundente. “En este caso existían diversas pruebas que mostraban un patrón de conducta. De esas situaciones es importante sacar algún tipo de enseñanza y por eso, se debe fomentar la sororidad y destacar la importancia de aquellas víctimas que lograron vencer las barreras y se atrevieron a hacer públicas sus denuncias”.

Las organizaciones feministas nacionales destacaron que López hubiese sido declarado culpable pero coincidieron en explicar que, no por el hecho de que las otras acusaciones no se hayan podido probar, significa necesariamente que las denunciantes estén mintiendo. “Nosotras sí les creemos. No más silencio cómplice, estamos con todas las víctimas de abuso y violación cometidas por Nicolás López”, tuiteó la agrupación Corporación Humanas. (Sputnik)