Chile es líder en cobertura de saneamiento de aguas

En la región, el 69% de los habitantes de América Latina no tiene acceso al saneamiento seguro del suministro. La escasez hídrica hace peligrar el desempeño de Chile.

625

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destacó que Chile se encuentra entre los países de América Latina que tienen un 99% de cobertura de saneamiento.

De acuerdo al estudio, el 69% de los habitantes de América Latina no tiene acceso al saneamiento seguro del suministro, es decir, una correcta recolección de excretas, el tratamiento de aguas residuales y su disposición segura en el medio ambiente.

En ese sentido, resaltan que son pocos los países de la región que en los últimos 50 años han logrado avances significativos en proveer agua para cerca del 95% de sus habitantes, y a pesar que esto no significa que se preste un  servicio de calidad e ininterrumpido, si se cumple una de las tareas más difíciles: saneamiento seguro.

Destacan que para lograr ese porcentaje de cobertura se debe primero trabajar con las poblaciones vulnerables, con énfasis en el enfoque de género. Además del manejo en las cuencas, en especial aquellas que se encuentran en zonas urbanas, para incrementar el tratamiento de aguas residuales y el saneamiento.

En ese contexto, argumentan que se debe incentivar  el desarrollo y adopción de soluciones flexibles, adecuadas a cada situación y escalables, y finalmente mejorar la gobernanza: desarrollar planes nacionales de saneamiento basados en la evidencia, la compatibilización de políticas con la de otros sectores. Esos planes serán un factor para facilitar la financiación para el saneamiento.

Sergio Campos, jefe de la División de Agua y Saneamiento del BID, señala que “la plataforma de saneamiento óptimo es un compromiso y una responsabilidad para que el inodoro deje de ser el gran separador social, y en lugar de ello, sea un servicio universal para todos en América Latina y el Caribe”.

Sequía

Pese a que esto figura como una buena noticia para el país, ya que significa que la mayoría de los chilenos tiene acceso a agua potable, los expertos aseguran que la sequía que afecta al país podría poner en peligro este servicio .

De acuerdo al Balance Hídrico Nacional, en la actualidad se registra entre un 10 a un 30 por ciento menos de disponibilidad de agua que hace 30 años.

La directora del Observatorio de Gestión de Riesgos de Desastres de la Universidad Bernardo O’Higgins, Fabiola Barrenechea, explicó a EL DÍNAMO que “de aquí al 2050 más o menos, si no se hace ninguna medida de gestión de uso eficiente del agua, efectivamente va a llegar menos o puede que si ni siquiera llegue disponibilidad de agua potable en la zona central”.

“Estamos con un déficit de 75% de precipitaciones, por lo tanto el tema es crítico. Del agua existente en el planeta, sólo un dos por ciento es agua dulce, entonces si no se hace un uso eficiente, efectivamente nos vamos a quedar sin el recurso”, agregó.

Según los datos entregados por el Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima), en Chile el sector de la agricultura consume un 77% del servicio, seguido por la Industria (9,1 %), la minería (7%) y el agua potable y saneamiento con un 5,9 %.

Fuente: BID

“Agua potable hasta el verano”

El Presidente Sebastián Piñera anunció el pasado jueves “que el abastecimiento de agua potable en nuestras ciudades está garantizado durante esta temporada de primavera-verano, pero vamos a tener que hacer cambios importantes para asegurar que este abastecimiento de agua se mantenga en el tiempo”.

En esa línea, el Mandatario señaló que las medidas “significan inversiones muy significativas en aumentar la capacidad de producir agua, de mejorar seguridad en abastecimiento, mejorar calidad del agua y por supuesto reducir las pérdidas que se producen en nuestro sistema de agua potable urbano, que llegan al 35 por ciento”.

“Esto va a ser parte de un plan de inversiones que compromete o va a involucrar inversiones por más de 5.000 millones de dólares en este sector en el futuro”, complementó.

Al respecto, Barrenechea señaló que no se saca nada con seguir construyendo, ya que “una cosa es tener la disponibilidad de agua potable en gran parte de la superficie del territorio nacional, y que se tenga en el colector de aguas servidas, aguas lluvias, y toda la infraestructura,  pero otra cosa es que tengas con que llenarlo”.

“Una cosa es tener la cobertura, que efectivamente existe la infraestructura que llega a la mayoría de las viviendas en las zonas urbanas del país y otra cosa es que circule agua por esa infraestructura”, complementó.