Evo Morales enclaustró a Bolivia en el siglo XIX

SANTIAGO (Sputnik) — Si se concreta la aspiración boliviana de que Chile le ceda territorio para tener acceso al océano Pacífico se violarían los derechos humanos de las personas viviendo en ese lugar, dijo este lunes el canciller chileno Roberto Ampuero.

1228

Este 26 de marzo, el equipo jurídico boliviano retomó sus alegatos orales ante la Corte, en el marco de la demanda marítima interpuesta por Bolivia contra Chile en 2013.
Tras la intervención boliviana, Ampuero dijo a la prensa que Bolivia “sigue victimizándose ante Chile y culpándolo de todos sus males”.

“Bolivia exige simple y llanamente territorios chilenos, sin importarle el derecho internacional, el tratado de 1904 y la tragedia humanitaria que esto implicaría”, sostuvo.

El canciller subrayó que la soberanía y el territorio chileno “no están en juego”, y afirmó que “no existen asuntos pendientes con Bolivia”, citando nuevamente el tratado de 1904 que fijó los límites entre ambos países.

“Chile no enclaustró a Bolivia, fue el presidente boliviano Evo Morales quien la enclaustró en el siglo XIX, el presidente Morales ha puesto un candado a las relaciones internacionales, llevándonos a la CIJ, descalificando a Chile, a sus instituciones y a sus representantes”, dijo.

El ministro sostuvo que las motivaciones de Morales para acudir a La Haya tienen relación con que “está en campaña presidencial”, y que el juicio “es un movimiento político claro hacia el interior de Bolivia”.
Por su parte, el agente chileno ante La Haya, Claudio Grossman, durante la misma conferencia de prensa reafirmó esta última idea agregando que los bolivianos “están planteando un caso político ante la CIJ”. “Han venido a mostrar un caso político y emocional, yo hubiera esperado que Bolivia hiciera una mejor labor [en la defensa]”, añadió.

Este 26 de marzo se retomó la fase oral del juicio que enfrenta a Chile y Bolivia en la CIJ, tras la primera ronda de alegatos realizada la semana pasada.

Como resultado de la Guerra del Pacífico (1879-1883), Bolivia perdió 120.000 kilómetros cuadrados de territorio, entre ellos 400 kilómetros de costa marítima. Pese al tratado de paz de 1904, que selló la cesión boliviana de los territorios conquistados por Chile en el enfrentamiento bélico, el diferendo por la salida al mar persistió y fue la causa de que los dos países interrumpieran sus relaciones diplomáticas en 1978.

Bolivia presentó en 2013 una demanda ante la CIJ, solicitando que Chile acepte sentarse a negociar una salida soberana al mar.

En 2015, la CIJ se declaró competente para tratar el diferendo, luego de que Chile presentara un recurso alegando que el tribunal no tenía jurisdicción sobre el asunto.