Comercio pide ayuda y dice contar con imágenes de saqueadores

Los representantes del comercio manifestaron que las Pymes del sector sin duda enfrentarán problemas al momento de pagar sueldos, arriendos y deudas bancarias.

938
21 de Octubre del 2019/SANTIAGO Continuan saqueos en la plaza de Puente alto, donde policías y militares intentan controlar. Fotos: Jose Francisco Zuñiga/ Agencia Uno

El Consejo de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) se reunió de manera extraordinaria para analizar el impacto que ha tenido en su sector las movilizaciones que se han desarrollado en el país.

En ese contexto, indicaron que la prioridad para ellos es contar con la seguridad para volver a trabajar, estimaron pérdidas (por no poder operar, por saqueos e incendios) en US$1.400 millones; y dijeron contar con imágenes de los saqueadores.

“Queremos proteger a los cerca de 1.300.000 trabajadores que conforman nuestra fuerza laboral, para lo cual es indispensable que podamos abrir los comercios y volver a la normalidad”, comentaron desde la CCS.

“Pese a la destrucción y las cuantiosas pérdidas el comercio chileno hará todo lo necesario para contribuir a que el país vuelva a la normalidad, pero para ello, es indispensable contar con seguridad“, añadieron.

En esa línea, comentaron que no sacan nada con “reaprovisionar los locales” si a cada momento corren riesgos de volver a ser saqueados.

“Sin orden y seguridad nada funciona”, sentenciaron a través de un comunicado.

Terminar con la impunidad

Los representantes del comercio señalaron que un aspecto indispensable de la seguridad es terminar con la impunidad, para lo cual la entidad gremial está analizando cómo apoyar legalmente a sus asociados, especialmente a los pequeños y medianos.

“El comercio cuenta con información consistente en imágenes que identifican a los saqueadores, por lo que debemos disponer esa información que permita su persecución legal”, expresaron desde la CCS.

El Consejo, además, buscará apoyar a las Pymes en su proceso de reconstrucción.

Los representantes de farmacias manifestaron estar profundamente preocupados por sus colaboradores “que tienen miedo de ir a trabajar. Por otra parte muchas farmacias de barrio están quebradas y debemos ayudarlas con financiamiento y apoyo”.

Los representantes del comercio manifestaron que las Pymes del sector sin duda enfrentarán problemas al momento de pagar sueldos, arriendos y deudas bancarias.

“El comercio, el mayor generador de empleo del país, está en riesgo”, aseguraron en la CCS.

Por lo anterior, y para salir delante de esta situación, subrayaron que necesitan de seguridad para volver a operar con tranquilidad. “Para esto se necesita ayuda financiera, tanto desde los instrumentos del Estado como de la industria bancaria”, finalizaron.