Comienzan las elecciones presidenciales de Argentina

248
Imagen de julian zapata en Pixabay

Buenos Aires, 22 oct (Sputnik).- Los colegios electorales de Argentina abrieron sus puertas este domingo para que más de 35 millones de votantes elijan a su próximo presidente entre cinco candidatos, en unas elecciones en las que además se renuevan de manera parcial las dos Cámaras del Congreso.

“Se vota de 8.00 (11.00 GMT) a 18.00 (21.00 GMT)”, informó en las redes sociales la Dirección Nacional Electoral (DINE), dependiente del Ministerio del Interior.

En todo el país se habilitaron 106.160 mesas de votación que albergan los 16.888 establecimientos electorales desplegados por todo el territorio argentino.

Un total 35.394.425 personas, entre 46,2 millones de habitantes, están facultadas para votar en estos comicios, en un país en el que el voto es obligatorio para los ciudadanos de entre 18 y 69 años.

En el exterior pueden emitir su sufragio 451.200 ciudadanos en 86 países, cuando se cumplen 30 años de la ley que habilitó el voto en el extranjero.

Compiten por la presidencia cinco candidatos, de los cuales tres tienen más posibilidades de entrar en una eventual segunda vuelta.

Quien parte con ventaja es el líder de la Libertad Avanza (ultraderecha), Javier Milei, que en las elecciones primarias del 13 de agosto obtuvo 29,86 por ciento de los votos.

Le sigue el ministro de Economía y postulante por la coalición oficialista Unión por la Patria (centroizquierda), Sergio Massa, cuyo espacio quedó tercero en los comicios de agosto, con 27,2 por ciento de los sufragios.

La alianza opositora Juntos por el Cambio (centroderecha), fundada por el expresidente Mauricio Macri (2015-2019), fue la segunda fuerza más apoyada en las primarias con el 28 por ciento de las adhesiones, pero su candidata, Patricia Bullrich, tiene más difícil entrar a un eventual balotaje.

En estas elecciones también compiten por la presidencia la representante del Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad (FIT-U), Myriam Bregman, y el postulante peronista del espacio Hacemos Nuestro País (centroderecha), el gobernador de Córdoba (centro) Juan Schiaretti.

Bregman fue la primera candidata en votar en la jornada y antes de sufragar dijo a periodistas que la ciudadanía no debería hacer caso a “salvadores individuales”.

“Lo más importante es que todos voten según sus convicciones, sin hacer caso a las campañas de salvadores individuales (…) creo que la izquierda ha dado muestra de qué lado está. (…) queremos demostrar que hay otra salida para la crisis”, afirmó a los periodistas antes de votar.

Por su parte, la senadora y responsable del proceso electoral del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, Teresa García, dijo que el comienzo de la votación se dio sin incidentes y que se espera una media de participación de entre 73 y 74 por ciento de los habilitados a sufragar.

Argentina encara estos comicios en una situación económica muy delicada, debido a una elevada inflación, una brecha cambiaria que tensa las frágiles reservas del Banco Central (BCRA), y un programa en curso con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar una deuda de 44.000 millones de dólares que asumió la gestión precedente de Macri.

En esta instancia electoral, Argentina no solo define quién será su próximo presidente y vicepresidente, sino que también renueva de forma parcial las dos cámaras del Congreso y elige a 19 parlamentarios del Mercado Común del Sur (Mercosur) por distrito nacional, y a otros 24 por distrito regional.

En Diputados entran a competir 130 de las 257 bancas existentes, y en el Senado, 24 de las 72, en representación de ocho provincias.

De manera simultánea, cuatro de los 24 distritos del país elegirán a sus gobernadores: la provincia de Buenos Aires (este), donde habita el 37 por ciento del padrón electoral; la capital, donde vive el 7 por ciento de los votantes de todo el país; Catamarca (noroeste) y Entre Ríos (este).

Más de 86.000 integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad supervisarán en los colegios electorales el desarrollo de los comicios.

El escrutinio provisorio, que fue adjudicado a la empresa española Indra, se llevará adelante a través de un operativo en el que también interviene la empresa de servicios postales de Correo Argentino, que desplegará 12.000 técnicos para digitalizar los telegramas de cada mesa y además facilita las instalaciones y los servicios de conexión en todo el territorio.

Los resultados provisorios de las elecciones primarias se conocerán a partir de las 21.00 hora local (00.00 del lunes GMT), y el recuento definitivo de los sufragios, que es el que tiene validez legal, lo realizará la Justicia Nacional Electoral a las 72 horas de concluidos los comicios.

Habrá una segunda vuelta de las elecciones, previstas para el 19 de noviembre, en caso de que ninguna fórmula supere el 45 por ciento de los votos afirmativos o al menos alcance el 40 por ciento de los sufragios y mantenga una diferencia porcentual mayor a diez puntos sobre la segunda fuerza más votada. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR