Con más del 80% de los votos, Bukele es reelegido en El Salvador.

En su discurso, el presidente electo respondió a las críticas por su presunto "autoritarismo" y "estado de excepción" casi permanente. "El pueblo salvadoreño habló de la manera más contundente de toda la historia de la democracia en el mundo entero. Nada los va a convencer", afirmó.

66

Miles de seguidores del presidente reelecto Nayib Bukele se congregaron frente al Palacio Nacional para celebrar una victoria abrumadora, en línea con las predicciones de los sondeos.

La euforia se desató entre los presentes, destacando la presencia de Norma y Mercedes, quienes lucían la camiseta distintiva azul claro con la letra “N” que identifica al partido Nuevas Ideas, liderado por Bukele.

“Hemos vuelto al Salvador después de muchos años, bendiciones al pueblo salvadoreño”, expresó Norma. “Estamos felices, no podemos expresar más la felicidad que sentimos acá”, añadió Mercedes.

La jornada electoral transcurrió con tranquilidad y seguridad en los colegios electorales, un factor que se sumó a favor del presidente. “No ha habido disturbios, hemos votado con seguridad y tranquilidad, algo que antes no era sí, uno venía con miedo”, celebró José Salvador.

Sin embargo, la concentración de poder en manos del presidente Bukele plantea interrogantes sobre el futuro político de El Salvador. El control no solo del Ejecutivo y Legislativo sino también del judicial y una prensa oficialista en expansión generan preocupaciones sobre la fragilidad de los contrapoderes.

En su discurso, el presidente electo respondió a las críticas por su presunto “autoritarismo” y “estado de excepción” casi permanente. “El pueblo salvadoreño habló de la manera más contundente de toda la historia de la democracia en el mundo entero. Nada los va a convencer”, afirmó.

Sin embargo, el líder opositor izquierdista del FMLN, Manuel “el Chino” Flores, quien obtuvo un apoyo estimado entre el 3% y el 4%, denunció una campaña injusta monopolizada por el oficialismo. “Nos ahogaron económicamente. Todo el mundo cayó. No nos dieron la deuda política que es ley de la república”, expresó el opositor.

Con el nuevo mandato de Bukele programado para comenzar el 1 de junio, la incógnita persiste sobre la viabilidad a largo plazo de un modelo de estado de excepción renovado hasta en 22 ocasiones, que se ha traducido en detenciones arbitrarias y más de 200 muertos en prisión desde marzo de 2022.

TE PUEDE INTERESAR