Descubrimiento sobre la Construcción de las Pirámides de Egipto

Investigadores han revelado que un antiguo cauce del río Nilo, ahora oculto bajo las arenas del desierto, fue clave para transportar los enormes bloques de piedra utilizados en la construcción de las pirámides egipcias.

71
Imagen de Walkerssk en Pixabay

Un hallazgo reciente ha arrojado luz sobre el misterio de la construcción de las pirámides de Egipto. Investigadores descubrieron que hace 4,700 años, un brazo del río Nilo, denominado Ahramat, fluía cerca de las pirámides, facilitando el transporte de los gigantescos bloques de piedra necesarios para su edificación.

Mediante imágenes satelitales y análisis de sedimentos, se mapeó un antiguo río ahora seco, sugiriendo que era una vía fluvial esencial para la construcción de estas monumentales estructuras.

Investigadores han revelado que un antiguo cauce del río Nilo, ahora oculto bajo las arenas del desierto, fue clave para transportar los enormes bloques de piedra utilizados en la construcción de las pirámides egipcias.

El estudio, realizado por la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington, identificó el afluente Ahramat, de 64 kilómetros de largo, que sirvió como vía navegable para trasladar materiales y trabajadores a las áreas de construcción de las pirámides.

Para mapear este cauce oculto, los investigadores emplearon datos de radar por satélite, estudios geofísicos y sondeos del suelo. El afluente bordeaba numerosas pirámides desde el Reino Antiguo hasta el Segundo Periodo Intermedio, abarcando las dinastías 3 a 13.

La causa de la desaparición del río aún no está clara, aunque se sugiere que un período de sequía y desertificación pudo haberlo llenado de arena.

Este hallazgo podría cambiar la forma en que entendemos las técnicas de construcción de las antiguas maravillas egipcias y abre la posibilidad de descubrir más templos y estructuras enterradas bajo las arenas del desierto.

TE PUEDE INTERESAR