El ambicioso plan de Boric para desarmar a los chilenos

La tenencia de armas en Chile está permitida, pero bajo ciertas condiciones. Esta debe permanecer siempre en un domicilio o un lugar privado, determinado durante la correspondiente inscripción ante las autoridades.

51
Imagen de Brett Hondow en Pixabay

Santiago, 14 jun (Sputnik).- Ocho puntos de aprobación subió la gestión del presidente chileno Gabriel Boric la primera semana de junio. Desde entonces hasta la fecha ha ido recobrando poco a poco la popularidad que perdió durante los primeros meses de mandato, según las encuestadoras Cadem y Activa Research.

El punto de inflexión lo marcó su primer discurso de Cuenta Pública del 1 de junio, el balance anual de los mandatarios chilenos ante el Congreso. La abundante cantidad de propuestas que hizo Boric para trazar una hoja de ruta fue bien valorada por la ciudadanía, siendo una de las más comentadas aquella en que prometió prohibir la tenencia de armas de fuego en el país.

“La violencia armada ya no será tolerada. Solicito a este honorable Congreso todo el apoyo para aprobar una ley que nos permita avanzar hacia la prohibición total de tenencia de armas. Un Chile sin armas es un Chile más seguro”, afirmó el jefe de Estado.

Boric explicó que una de las causas del aumento de la delincuencia y los problemas de orden público es la gran cantidad de armas disponibles.

El mandatario aseguró que su objetivo será abordar la problemática en dos flancos: creando legislación para limitar el uso de armas legales y generar planes de fiscalización policial para desbaratar a las organizaciones dedicadas al tráfico de armas ilegales.

La idea de Boric surgió justo después de la matanza en Uvalde, Estados Unidos, el 24 de mayo, cuando un joven entró a un colegio y asesinó a 19 niños y dos profesoras.

Si bien esta tragedia inició un debate en Norteamérica por la proliferación de este tipo de tiroteos, en Chile se busca regular con miras a disminuir los delitos violentos.

Según datos publicados por la Subsecretaría del Ministerio del Interior este año, la tasa de homicidios cometidos con armas de fuego subió de un 43 por ciento en 2019 a un 51 por ciento en 2021. Y hasta abril de 2022 la cifra iba en 60 por ciento.

ARMAS LEGALES

La tenencia de armas en Chile está permitida, pero bajo ciertas condiciones. Esta debe permanecer siempre en un domicilio o un lugar privado, determinado durante la correspondiente inscripción ante las autoridades.

El arma solo puede adquirirla un mayor de edad, sin antecedentes penales y que demuestre aptitudes físicas y psíquicas para su correcto uso. Y sus funciones se limitan a: defensa personal, actividades deportivas o caza.

El porte de armas de fuego está prohibido. Un arma inscrita no puede ser sacada del domicilio o del terreno donde se declaró que se usaría, a no ser que se pida un permiso a las autoridades para ser trasladada, por ejemplo, a un club de tiro para practicar.

Según datos de la Dirección de Movilización Nacional, hasta abril en Chile había 765.817 inscritas legalmente, la mayoría concentradas en la región Metropolitana (centro). En el desglose, se informó que 270 mil son escopetas; 243 mil, revólveres; 183 mil son pistolas; 48 mil son rifles y 19 mil son otro tipo de armas de fuego.

REPERCUSIONES

El exfutbolista chileno Mauricio Pinilla, integrante de la llamada Generación Dorada del fútbol chileno (2007-2022) por sus triunfos, es dueño de una extensa y exitosa trayectoria. Lamentablemente, muchos lo recuerdan por el fatídico 28 de junio de 2014, cuando estuvo a centímetros de hacer historia, pero falló.

En el partido de octavos de final del mundial de Brasil 2014, Chile cayó ante la selección anfitriona. Todo habría sido distinto si el derechazo que Pinilla disparó en el minuto 119 hubiese entrado al arco y en vez de pegar en el travesaño. La jugada fue tan dolorosa, que hasta hoy el error es recordado como el famoso “palo de Pinilla”.

El 11 de junio, ya como comentarista y rostro de la TV, Pinilla escribió en Twitter: “Qué estupidez eso de querer eliminar las armas a los que poseemos por deporte, legítima defensa y de manera legal. Dejamos el país en manos y armas de los delincuentes de manera ilegal“, etiquetando al presidente Boric y algunos de sus ministros. El comentario se viralizó, al igual que la respuesta del comediante Fabrizio Copano en la misma red social: “Darle armas de fuego a quien no le acertó al arco quizás es mala idea”.

La discusión dejó en evidencia a varias figuras públicas que están a favor de la tenencia de armas, como el actor chileno-estadounidense Cristián de la Fuente (Driven, Basic, En Tierras Salvajes). Tras un asalto con arma de fuego donde su hija terminó baleada en sus piernas, el actor confesó al canal Chilevisión que decidió adquirir un arma y pidió al Gobierno que no restrinja su uso para defensa personal.

El 6 de junio, Boric se reunió en Canadá con el primer ministro Justin Trudeau, país que justamente está debatiendo el tema del control de armas. Trudeau presentó un proyecto de ley para congelar la compra e importación de armas de fuego y Boric señaló que le gustaría copiar ese tipo de normas. “Conversamos sobre la política de restricción de armas que en Canadá ha dado muy buenos resultados. Eso es algo que nosotros queremos imitar. Las buenas ideas hay que replicarlas”, dijo Boric tras el encuentro.

En conversación con Agencia Sputnik, el diputado Vlado Mirosevic del Partido liberal (centroizquierda), adelantó que votará a favor de cualquier proyecto de ley cuyo objetivo sea disminuir la cantidad de armas de fuego en manos de la ciudadanía. “Tener un arma en casa para defenderse significa también, tener un arma a disposición si es que te roban. Muchas de las armas legalmente inscritas terminan en manos de delincuentes que entrar a robar a una casa y que después usan para matar”.

“Una sociedad donde existan muchas armas no puede ser pacífica y Estados Unidos es un claro ejemplo de ello. Debemos disminuir las armas a través de regulación pero también, controlando el tráfico ilegal. No podemos permitir que las armas de fuego proliferen”, dijo.

Por último, agregó que “se debe mirar a Estados Unidos y a Canadá como las antípodas. Debemos seguir el ejemplo de Canadá, donde se busca una sociedad pacífica a través de impulsar la convivencia, la regulación de las armas y la salud mental, y no mirar a Estados Unidos, donde la industria armamentista y el lobby produjeron un círculo vicioso del que les será muy difícil salir”.

Mientras avanza en la redacción del proyecto de control de armas, el ministerio del Interior inició una estrategia denominada Plan Menos Armas, que consiste en aumentar la incautación de armas ilegales a través de masivos operativos policiales y a su vez, crear propaganda para fomentar la entrega voluntaria de armas de fuego a la policía. (Sputnik)

Francisco Bravo Atias