El Chiflón del Diablo: La Generación del 50

En este capitulo los escritores Jorge Calvo y Miguel de Loyola, analizan una de las generaciones mas importantes e influyentes de la literatura chilena, la de la década del 50

1088

El Chiflón del diablo, un programa radial cuya premisa es La literatura es lo más importante del mundo. Los escritores Jorge Calvo y Miguel de Loyola abordan dicha tesis dialogando semana a semana con escritores chilenos que han llevado una vida entera dedicada a la literatura, muchas veces sin conseguir el reconocimiento merecido.

Una conversación que poco a poco nos irá adentrando en esa mítica galería conocida como El Chiflón del diablo, enseñando sus pasadizos y vericuetos más peligrosos, al borde del derrumbe, pero siempre de mejor caliche. Hablar de literatura, es hablar de lo nuestro, es ir hasta el fondo de la mina en busca de esa identidad que todo hombre necesita. No se lo pierdan

Podcast

 

Generación del 50

Existen dos criterios y consecuentemente dos nombres, para aludir a este grupo de escritores nacidos entre 1920 y 1934. El primero y el más difundido, Generación del 50, fue propuesto por Enrique Lafourcade en 1954. El segundo, Generación de 1957, fue propuesto por Cedomil Goic, quien aplicó el Criterio Generacional Histórico de Ortega y Gasset y el Método de seriación a la literatura hispanoamericana.

La Generación literaria de 1950, hizo su entrada al escenario de las letras nacionales, con un escepticismo radical frente a la vida y a la literatura chilena anterior (buscando ante todo la superación del criollismo). Por esta razón fueron estigmatizados como escritores despreocupados frente los problemas sociales. Una de las razones de este escepticismo fue el momento de cambios profundos en la sociedad, tanto a nivel nacional, como internacional, teniendo en cuenta, el escenario mundial de la época. Todo esto provocó que en los escritores de esta generación surgiera la idea de la realidad concebida como una máscara, y que se subjetivizara absolutamente la noción de conciencia humana. En término generales, todos los autores que conformaron esta generación, fueron inuenciados por la poesía y por la novela norteamericana (Walt Whitman entre los poetas, Ernest Hemingway y William Faulkner entre los novelistas) y por la novela clásica Rusa (Leon Tolstoy, Fedor Dostoievski).

También evidenciaron como especial referente el psicoanálisis de Sigmund Freud, el determinismo científico y el existencialismo. Un hito de fundamental importancia para el desarrollo de esta generación -compuesta por narradores, poetas, dramaturgos, ensayistas y críticos-, fueron los Encuentros de Escritores realizados por la Universidad de Concepción en 1958, ya que en ellos tuvieron tribuna algunos de sus integrantes más destacados, como por ejemplo: Enrique Lafourcade, José Manuel Vergara, Armando Cassigoli, Jorge Edwards y Claudio Giaconi, entre otros. También, propiciaron el debate sobre esta generación tantas veces cuestionada ya sea por su existencia efectiva dentro de la literatura nacional, o por su visión de mundo y aparente desinterés ante la realidad del país.
Los poetas integrantes de la Generación del 50, presentaron diferencias en su pensamiento político, religiosos y poético, sin embargo a juicio de Miguel Arteche, esto no inuyó en su modo de reaccionar frente a la herencia de los grandes poetas nacionales como Pablo Neruda, Vicente Huidobro, Humberto Díaz Casanueva y Rosamel del Valle. Tampoco inuyó en la actitud que adoptaron ante su quehacer como poetas, ya que el énfasis no sólo estuvo centrado en la estructura del poema, sino también en la búsqueda de una conciencia que les permitiera el “control de la criatura poética” y de la carga emocional de sus elementos, con el fin de lograr poemas sólidamente trabajados y construidos y además cargados con una “densidad de pensamiento” estrechamente vinculada a la expresión.

Propiedad intelectual: Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported