El Día de la Victoria: 79 años del fin del mayor conflicto armado de la historia

Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, la Rusia actual continúo celebrando anualmente el Día de la Victoria con un desfile militar en la Plaza Roja, en el centro de Moscú.

46
© Sputnik / Alexander Vilf

Moscú, 8 may (Sputnik).- El 9 de mayo se cumplen 79 años del triunfo de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la Gran Guerra Patria, que abarca el período entre el 22 de junio de 1941 –el comienzo de la invasión alemana a la URSS– y mayo de 1945, la capitulación del régimen nazi.

La Gran Guerra Patria, que forma parte de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y duró casi cuatro años, comenzó en la madrugada del 22 de junio de 1941, cuando la Alemania nazi, violando los tratados soviético-alemanes de 1939, atacó a la Unión Soviética. Italia y Rumanía se pusieron de lado nazi, y unos días más tarde se les unió Eslovaquia, Finlandia, Hungría y Noruega.

Este conflicto armado se convirtió en el más grande y sangriento de la historia. Según varias estimaciones, de ocho a 13 millones de personas lucharon simultáneamente en las filas de ambos bandos durante diferentes períodos de la guerra, utilizando de 6.000 a 20.000 unidades de vehículos blindados, de 85.000 a 165.000 cañones y morteros y de 7.000 a 19.000 aviones.

EL CURSO DE LA GUERRA

Los planes agresivos de la Alemania nazi incluían una “guerra relámpago”. Los nazis planeaban derrotar al ejército soviético con una rápida campaña militar en unos dos meses.

En particular, tenían la intención de capturar Moscú y la ciudad de Leningrado (actual San Petersburgo), zonas industriales de la parte europea de la URSS y poner fin victoriosamente a la guerra con la Unión Soviética con poderosos ataques aéreos en zonas industrializadas de los Urales.

Asimismo, las fuerzas nazis tenían como objetivo separar de la URSS a Bielorrusia, Cáucaso, Crimea, los Estados bálticos, Moldavia y Ucrania.

Sin embargo, los planes de una rápida victoria sobre el pueblo soviético fracasaron. Las tropas soviéticas en sangrientas batallas agotaron al enemigo, derrotaron a las fuerzas fascistas en grandes batallas cerca de Moscú, Stalingrado (ahora Volgogrado), Leningrado, en el río de Dnieper, en Bielorrusia y los Estados bálticos.

En 1944, las tropas soviéticas liberaron casi todo el territorio de la URSS, y desde mediados de 1944 iniciaron la liberación de los países europeos –Austria, Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia, Rumanía, Yugoslavia y otros– que se completó con la ayuda de las fuerzas patrióticas de estos Estados en la primavera de 1945.

EL FIN DE LA GUERRA

La guerra en Europa se dio por concluida después de que las tropas soviéticas derrotaran durante las operaciones de Berlín y Praga las últimas agrupaciones de las fuerzas nazis alemanas y se encontraran con las fuerzas de los aliados entre abril y mayo de 1945.

Así, la Gran Guerra Patria, que fue una tragedia para casi todas las familias soviéticas, terminó con la victoria de la URSS.

La Wehrmacht, o sea, las fuerzas armadas unificadas de la Alemania nazi, sufrió las mayores pérdidas durante las batallas con el Ejército Rojo.

Las pérdidas de Alemania y sus aliados ascendieron a más de 8,5 millones de personas en el frente soviético-alemán. Más del 75 por ciento de todas las armas y equipos militares enemigos fueron capturados y destruidos.

Durante la Segunda Guerra Mundial murieron más de 55 millones de personas, las mayores pérdidas las sufrió la Unión Soviética, con 27 millones de personas. El enemigo destruyó unos 1.710 ciudades y pueblos y más de 70.000 aldeas.

EL DÍA FESTIVO

El acta de rendición incondicional de Alemania se firmó en las afueras de Berlín el 8 de mayo de 1945 a las 22.43 horas GMT (el 9 de mayo a las 0.43 hora de Moscú). La fecha del anuncio oficial de la firma de la rendición comenzó a celebrarse como el Día de la Victoria en Europa y la URSS.

Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, la Rusia actual continúo celebrando anualmente el Día de la Victoria con un desfile militar en la Plaza Roja, en el centro de Moscú.

Asimismo, como parte de las celebraciones, desde 2012 se convoca una marcha del Regimiento Inmortal, durante la cual las personas salen a las calles con los retratos de sus familiares que participaron en la Gran Guerra Patria.

El 9 de mayo de 2024 se celebrará con un desfile militar en la Plaza Roja con la participación de 9.000 personas, así como 75 unidades de equipo militar y aviones.

Además, a la celebración asistirán invitados extranjeros, en particular, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Según el asesor del Kremlin Yuri Ushakov, al desfile militar también están invitados los jefes de los órganos ejecutivos de la Comunidad de Estados Independientes, el Estado de la Unión, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, la Unión Económica Euroasiática, el Banco de Desarrollo Euroasiático, la Organización de Cooperación de Shanghái, así como jefes de las misiones diplomáticas y agregados militares de los países amistosos. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR