Los negocios ruso-latinoamericanos se estancan por amenazas de sanciones de EEUU

En cuanto a Perú y Chile, estos podrían suministrar a Rusia "excelentes equipos mineros", recalcó.

54
Imagen de opsa en Pixabay

Moscú, 8 may (Sputnik).- Estados Unidos impide el desarrollo de los lazos comerciales entre Rusia y América Latina amenazando a esta última con sanciones secundarias, afirmó la presidenta del Comité Nacional para la Cooperación Económica con los Países Latinoamericanos (CN Cepla), Tatiana Mashkova.

“Sé de primera mano cómo la Casa Blanca nos impide hacer negocios en América Latina, intimidando a los latinoamericanos con sanciones secundarias y vigilando a quienes cooperan con Rusia”, relató Mashkova en una entrevista con Sputnik.

Mashkova mencionó un ejemplo concreto, cuando el comité que encabeza acordó con un banco latinoamericano pasar a los pagos directos, pero la medida no llegó a implementarse debido a las inmediatas advertencias de Washington.

Sin embargo, remarcó, la mayoría de las naciones latinoamericanas “defienden la independencia económica y política, abogan por un mundo multipolar y, en este sentido, les atrae la posición de Moscú”.

Para Mashkova, los países del continente ven a Rusia como un “contrapeso a EEUU” y, en general, comparten una actitud amable hacia Moscú.

Rusia, y antes de ella la Unión Soviética, siempre ha tratado a América Latina con respeto, algo que no puede decirse sobre Washington, acentuó.

CIFRAS ESCASAS

Al mismo tiempo, la jefa de la entidad rusa hizo alusión a las dificultades de transporte y logística que enfrenta Rusia a la hora de comerciar con Latinoamérica.

El envío de la producción por mar, explicó, se realiza a través de los puertos turcos y chinos, y no los rusos, lo que eleva enormemente el coste del transporte.

Hoy en día, el intercambio comercial ruso-latinoamericano es de 20.000 millones de dólares anuales, una cifra “escasa”, que deja mucho que desear, según Mashkova.

La jefa del CN Cepla agregó que los negocios bilaterales han estado fluctuando en este nivel durante muchos años, y especuló que se trata quizás de “un volumen justificado de nuestro comercio que se debe a una serie de razones geográficas, históricas y económicas”.

“Pero, a pesar de todo ello, Rusia bajo ninguna circunstancia debería abandonar América Latina, ni política ni económicamente”, advirtió.

A juicio de Mashkova, “esta región debería ocupar el lugar que le corresponde en el giro hacia el Sur Global que está dando Rusia”.

CAMINO A SEGUIR

Razonando sobre las razones detrás de la cooperación comercial deficiente, la jefa del comité ruso señaló “la falta de familiaridad con las capacidades mutuas”.

No obstante, lo que se observa ahora es “un enorme interés mutuo” en impulsar los negocios bilaterales, con diversas delegaciones latinoamericanas visitando Moscú, aseveró Mashkova.

En opinión de Mashkova, si bien “hoy en día, la actividad de Rusia en el continente es evidente, no es suficiente, hay que ganar impulso”.

En concreto, sugirió, dado que el país cesó las importaciones de textiles y lana de Europa, Latinoamérica podría perfectamente reemplazarlas con su propia producción “de calidad superior”.

Entre otros ejemplos, recordó que México y Brasil producen maquinaria, equipos y productos automotrices, mientras Cuba “puede ofrecer tecnologías y producción farmacéutica excepcionales”.

En cuanto a Perú y Chile, estos podrían suministrar a Rusia “excelentes equipos mineros”, recalcó.

Por supuesto, no es tan fácil intensificar los negocios en el entorno actual, pero es posible “si se actúa con cuidado, interés y precisión para resolver cada problema concreto”, concluyó Mashkova. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR