Human Rights Watch destaca matrimonio igualitario en Chile y condena trato a migrantes

El 2021 en Chile estuvo marcado por la histórica aprobación del matrimonio igualitario pero cientos de migrantes fueron expulsados sin un debido proceso y la policía sigue esperando una reforma

140

Santiago, 13 ene (Sputnik).- El 2021 en Chile estuvo marcado por la histórica aprobación del matrimonio igualitario pero cientos de migrantes fueron expulsados sin un debido proceso y la policía sigue esperando una reforma, consignó este jueves la organización Human Rights Watch (HRW) a través de la publicación de su informe anual sobre derechos humanos.

“El 2021 fue marcado en Chile por la histórica aprobación del matrimonio igualitario, pero hubo pocos avances en la reforma policial y cientos de migrantes fueron expulsados sin debido proceso”, destacó el organismo a través de su cuenta de Twitter.

En el capítulo sobre Chile, HRW recalcó que en 2021 el Congreso aprobó el proyecto de ley que regula el matrimonio entre parejas del mismo sexo y les reconoce derechos como la adopción, que hasta entonces solo tenían las parejas heterosexuales.

Destacó que en agosto “entró en vigencia una ley que elimina la ‘conducta homosexual’ como una de las causales del divorcio”.

En materia de derechos de migrantes, el organismo detalló que desde enero a abril el Gobierno de Chile expulsó a 294 personas y en la mayoría de los casos no hubo ningún control judicial de aquellas decisiones.

“La mayoría de las personas expulsadas en 2021 eran de nacionalidad venezolana y las políticas migratorias implementadas desde 2019 en Chile han hecho que cada vez sea más difícil para los venezolanos obtener visas para ingresar”, consigna el reporte.

A su vez, aseguró que desde enero hasta noviembre 20 migrantes fallecieron cruzando el altiplano en la frontera entre Bolivia y Chile.

Carabineros

El informe explica que si bien el Gobierno de Chile ya dio los primeros pasos para reformar a Carabineros (policía militarizada), en respuesta a las denuncias de abusos contra los manifestantes durante el estallido social de 2019, estos cambios no han avanzado con la rapidez necesaria y algunos de ellos no van en la dirección correcta.

“Todavía es necesario realizar cambios estructurales al sistema disciplinario y a los protocolos policiales, una de las actualizaciones del protocolo incluso significó dejar un amplio margen para que se cometan abusos con escopetas antidisturbios, permitiendo el uso de perdigones que causaron cientos de lesiones oculares durante las manifestaciones del estallido social”, agrega el texto.

Por último, el informe detalló falencias en: acceso a los abortos, atención que reciben niños y niñas a cargo del Estado, información sobre cantidad de personas con discapacidad en el país y condiciones de las cárceles. (Sputnik)