El Diamond Princess, finalmente desalojado y listo para desinfección

El crucero Diamond Princess con más de 3.700 personas a bordo partió de Yokohama el 20 de enero y, tras varias escalas, regresó el 3 de febrero al puerto de origen donde fue puesto en una cuarentena después de que se desvelara que un pasajero que se bajó en Hong Kong tenía el coronavirus.

301
Imagen de skeeze en Pixabay

Tokio, 1 mar (Sputnik).- Los últimos 130 tripulantes del crucero Diamond Princess, fondeado en el puerto de Yokohama, abandonaron este domingo la nave que se someterá a una desinfección, reportó el canal NHK News.

Los miembros de la tripulación que habían dado negativo por SARS-CoV-2 comenzaron a desembarcar el jueves y deberán permanecer dos semanas en cuarentena en una instalación gubernamental cerca de Tokio. Luego, si vuelven a dar negativo en las pruebas, podrán abandonar Japón y volver a sus países de origen.

El ministro de Salud japonés, Katsunobu Kato, dijo que la nave será desinfectada y se someterá a mantenimiento en un astillero.

El crucero Diamond Princess con más de 3.700 personas a bordo partió de Yokohama el 20 de enero y, tras varias escalas, regresó el 3 de febrero al puerto de origen donde fue puesto en una cuarentena después de que se desvelara que un pasajero que se bajó en Hong Kong tenía el coronavirus.

Desde entonces, más de 700 pasajeros y tripulantes del Diamond Princess dieron positivo en la prueba del coronavirus, incluidos seis casos letales, lo que hoy convierte a este crucero en el cuarto foco más importante de la epidemia, después de China, Corea del Sur e Italia.

A finales de 2019, China informó de un brote de neumonía causado por una nueva cepa de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, capital de la provincia de Hubei.

El virus fue denominado SARS-CoV-2, y la enfermedad que provoca, covid-19.

A nivel global, el virus ya infectó a unas 87.000 personas en más de 60 países y provocó alrededor de 3.000 muertes, la mayoría en la China continental.

El viernes la Organización Mundial de la Salud elevó a muy alto el riesgo de propagación e impacto del coronavirus a nivel global. (Sputnik)