Gobierno evalúa desplegar militares en Santiago para controlar delincuencia

Esta misma petición había sido levantada anteriormente por alcaldes y autoridades de derecha, pero por primera vez un líder del Frente Amplio (izquierda) lo propuso, y a este llamado se sumaron otros alcaldes del mismo sector

161
De Felipe y Jairo Castilla - https://www.flickr.com/photos/23979531@N03/48938752667/, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=83298893

Santiago, 13 mar (Sputnik).- El presidente de Chile, Gabriel Boric, y algunas de sus autoridades deslizaron este miércoles la posibilidad de militarizar algunas comunas de Santiago para combatir la delincuencia y el crimen organizado en las calles.

“Los militares pueden colaborar en algunas funciones específicas para liberar a las policías, algo que requiere modificaciones legales, y yo no me cierro en ningún caso a poder disponer de esta herramienta”, informó el presidente Boric a los medios locales.

El debate lo abrió el alcalde de Maipú (zona occidente de Santiago), Tomás Vodanovic, un líder cercano al presidente Boric, quien solicitó oficialmente a la ministra del Interior, Carolina Tohá, la militarización de su comuna.

Esta misma petición había sido levantada anteriormente por alcaldes y autoridades de derecha, pero por primera vez un líder del Frente Amplio (izquierda) lo propuso, y a este llamado se sumaron otros alcaldes del mismo sector.

La ministra Tohá confirmó en conferencia de prensa que el Gobierno está impulsando un proyecto de ley en el Congreso, redactado el año pasado, que le entrega facultades al ejecutivo para desplegar a las Fuerzas Armadas en puntos específicos de zonas urbanas llamados “infraestructura crítica”, apoyando a las estrategias de seguridad de la policía.

Aunque el presidente Boric no descartó la militarización, aclaró que la medida debe ser restringida y controlada, informando que las Fuerzas Armadas no tienen capacitación para realizar funciones de orden público.

Los crímenes violentos en Chile registraron un aumento significativo en los últimos años, principalmente el homicidio consumado, cuya tasa creció de 4,5 a 6,7 por cada 100.000 habitantes entre 2018 y 2022, según datos del Gobierno. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR