La ONU entregara asesoría a la convención constitucional chilena

Esta colaboración podrá incluir difusión y sensibilización pública, asesoría técnica especializada, fortalecimiento de capacidades y asuntos relacionados al funcionamiento de la Convención.

212

SANTIAGO, 23 ago (Xinhua) — El Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en Chile y la mesa directiva de la Convención Constitucional (CC) chilena firmaron hoy lunes un memorando de entendimiento para que el organismo internacional apoye el desarrollo del órgano chileno que prepara la nueva Constitución para la nación sudamericana.

El SNU informó en un comunicado que el documento formaliza el interés expresado por la mesa directiva de la Convención Constitucional de contar con apoyo del SNU en el desarrollo de sus “significativas tareas”.

En la rúbrica participaron el coordinador residente interino del SNU, Miguel Barreto; la presidenta de la Convención Constitucional chilena, Elisa Loncon, y el vicepresidente de la misma instancia, Jaime Bassa.

“La comunidad internacional también se ha puesto al servicio de la Convención”, escribió Loncon en su cuenta de Twitter tras la firma.

“Celebramos el convenio de colaboración con las Naciones Unidas, que incluirá difusión y sensibilización pública, además de asesoría técnica especializada para fortalecer el funcionamiento de la CC”, agregó.

En el comunicado detallaron que la cooperación del SNU se hará en requerimiento de la mesa directiva o de las diferentes comisiones de la Convención.

Además, esta colaboración podrá incluir difusión y sensibilización pública, asesoría técnica especializada, fortalecimiento de capacidades y asuntos relacionados al funcionamiento de la Convención.

El trabajo del SNU en Chile está alineado con el Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible, suscrito con Chile en 2019 con el fin de avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas.

La Convención Constitucional que redactará en un año la nueva Constitución para Chile, cumplió a inicios de agosto un mes de trabajo, con el desafío de generar las condiciones y normas que regirán la labor de sus 155 miembros, y legitimar el trabajo del órgano en medio de una serie de restricciones por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

En mayo pasado, los chilenos acudieron a las urnas para elegir a quienes escribirán la nueva Carta Fundamental para el país, la cual reemplazará a la de 1980, y busca construir un renovado “pacto social” para derribar la desigualdad y garantizar los derechos de las personas.

La votación se inclinó por una mayoría de ciudadanos sin militancia política para componer un grupo paritario entre hombres y mujeres, con una representación inédita de los habitantes de las 16 regiones y de los 10 pueblos originarios presentes en Chile.