Los testigos de Jehová regresan a las reuniones presenciales

Luego de dos años de reuniones virtuales, las congregaciones reanudarán las reuniones presenciales a partir del 1 de abril de 2022

301
Resuming Meetings - photo collage

Los testigos de Jehová alrededor del mundo reanudarán las reuniones presenciales durante la semana del 1 de abril, excepto donde aún existan restricciones gubernamentales.

Debido a la pandemia y a los riesgos asociados a las reuniones en persona, los salones de los Testigos de todo el mundo se han mantenido cerrados la mayor parte de los últimos dos años. Además, en Chile, suspendieron su ministerio público el 25 de marzo de 2020.

Desde entonces, han contactado a las personas a través de cartas y llamadas telefónicas. Las reuniones semanales se llevaban a cabo de manera virtual, y aunque hay unos 87 mil Testigos distribuidos en 955 congregaciones en el país, la asistencia promedio superaba los 106 mil cada semana.

“Nos alegró que tantas personas de la comunidad se hayan unido a nuestras reuniones virtuales en busca de consuelo y esperanza,” dijo Cristóbal Sánchez, portavoz nacional de los Testigos de Jehová. “Estamos deseando conocer en persona a todos los que solo hemos conocido en la pantalla durante nuestras reuniones virtuales”.

“En todo el mundo los testigos de Jehová están muy felices con esta noticia”, dijo Sánchez. “Aunque usar la tecnología para las reuniones nos ha beneficiado en gran manera, lo cierto es que nada puede reemplazar de forma satisfactoria la interacción en persona. Hemos esperado este momento durante casi dos años”.

Para garantizar la seguridad de todos asistentes, se han enviado a todas las congregaciones de Chile instrucciones para llevar a cabo reuniones “híbridas”.

En los pasados seis meses, muchos lugares de reunión han sido equipados con la tecnología necesaria para llevar a cabo reuniones que permitan a los asistentes, en persona y remotos, participar del programa.

Para conocer los requisitos necesarios para celebrar este tipo de eventos, se llevó a cabo un programa piloto en diferentes países (siendo Chile uno de ellos) durante octubre y noviembre del año pasado.

Dicha prueba permitió diseñar un plan para reabrir los lugares de reunión donde las autoridades lo permitan.