Milei asume como presidente de Argentina prometiendo un severo ajuste

Durante el discurso, los seguidores de Milei gritaban "¡Libertad, libertad!", así como "¡Motosierra, motosierra!", en alusión al símbolo de ajuste estatal usado por el ahora presidente en su campaña.

251
Alberto Fernández le da el bastón presidencial a Javier Milei. Foto: Julián Álvarez

Buenos Aires, 10 dic (Sputnik).- El nuevo presidente de Argentina, Javier Milei, prometió este domingo en su discurso de asunción un severo plan de ajuste, asegurando que es la única opción que tiene el país para superar su crisis económica.

“La única opción posible es el ajuste, un ajuste ordenado y que caiga con toda su fuerza sobre el Estado y no sobre el sector privado”, afirmó en las escalinatas del Congreso legislativo en Buenos Aires, luego de haber prestado juramento como mandatario.

Ante una multitud de seguidores, el flamante presidente argumentó que para superar la “herencia” que recibe su nuevo Gobierno, con más de 40 por ciento de pobreza y una inflación anual que supera las tres cifras, la única opción es una política de shock, ya que en el pasado “todos los programas gradualistas terminaron mal”.

“Además, para hacer gradualisnmo es necesario que haya financiamiento, y lamentablemente tengo que decírselos de nuevo: no hay plata”, agregó.

Milei admitió que el ajuste repercutirá en el empleo y en la población en general, pero aseguró que luego “la situación comenzará a mejorar”.

“Hay luz al final del camino”, señaló.

El nuevo jefe de Estado, tras juramentar en el cargo, dio su discurso en la puerta del Congreso frente sus seguidores que llenaron las calles cercanas, rompiendo así la tradición de que el mandatario entrante dé su primera alocución directamente ante los legisladores dentro del recinto.

Al acto asistieron varios dignatarios extranjeros, entre ellos los presidentes Gabriel Boric, de Chile, Luis Lacalle Pou, de Uruguay, y Vladímir Zelenski, de Ucrania, así como el rey de España, Felipe VI, y el expresidente brasileño Jair Bolsonaro (2019-2022).

“BAÑO DE SANGRE”

En tanto, Milei prometió que su Gobierno llevará adelante una política de mano dura contra la delincuencia que, aseguró, llevó al país a un “baño de sangre”.

“El nivel de deterioro de nuestro país es tal que abarca todas las esferas de la vida en comunidad. En materia de seguridad, Argentina se ha convertido en un baño de sangre (…) Ahora se acabó el ‘siga, siga’ de los delincuentes”, afirmó.

El nuevo presidente afirmó que hoy “los delincuentes caminan libres mientras los argentinos de bien están tras las rejas”.

“El narcotráfico se apoderó de nuestras calles, nuestras fuerzas de seguridad han sido humilladas durante décadas, la anomia es tal que solo el tres por ciento de los delitos son condenados”, afirmó.

“NUEVA ERA”

“Hoy comienza una nueva era en la Argentina. Hoy damos por terminada una larga y triste historia de declive y comenzamos el camino de la reconstrucción de nuestro país”, aseguró Milei.

El flamante mandatario señaló que “los argentinos, de manera contundente, han expresado una voluntad de cambio que ya no tiene retorno”.

“No hay vuelta atrás, hoy enterramos décadas de fracaso, peleas intestinas y disputas sin sentido. Hoy comienza una nueva era en Argentina, una era de paz y prosperidad, una era de crecimiento y desarrollo, una era de libertad y progreso”, subrayó.

Durante el discurso, los seguidores de Milei gritaban “¡Libertad, libertad!”, así como “¡Motosierra, motosierra!”, en alusión al símbolo de ajuste estatal usado por el ahora presidente en su campaña.

Concluida la alocución, el nuevo presidente se trasladó a la Casa Rosada, sede del Gobierno, haciendo parte del trayecto a pie y saludando a simpatizantes. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR