ONU: Proyecto de Ley Naín-Retamal no se ajusta a los Derechos Humanos

La ONU advirtió que la iniciativa reduce la rendición de cuentas y obstaculiza el acceso a la justicia para las víctimas de eventuales abusos, favoreciendo la impunidad

261

Santiago, 31 mar (Sputnik).- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló este viernes que el proyecto de ley sobre legítima defensa privilegiada de las policías no se ajusta al derecho internacional y pidió modificarlo.

“El proyecto sobre protección de policías y legítima defensa privilegiada que se discute en el Congreso de Chile no se ajusta al derecho internacional de los derechos humanos”, señaló la oficina del alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU en América del Sur a través de un comunicado.

El organismo pidió que el proyecto sea modificado para “armonizarlo con sus obligaciones internacionales de derechos humanos”.

“La seguridad es un derecho humano que el Estado debe garantizar, y para ello la labor de las policías es fundamental, pero el objetivo legítimo de fortalecer el combate al crimen no puede abrir espacios a nuevas violaciones de derechos humanos o a la impunidad”, afirmó Jan Jarab, jefe de ONU Derechos Humanos en América del Sur en el mismo documento.

La ONU advirtió que la iniciativa reduce la rendición de cuentas y obstaculiza el acceso a la justicia para las víctimas de eventuales abusos, favoreciendo la impunidad, y añadió que es particularmente preocupante el apartado que establece una legítima defensa privilegiada para los casos que involucren a grupos, ya que se podría permitir el uso de armas letales en el contexto de las protestas.

“La ley afectaría desproporcionadamente a individuos o grupos con menor acceso a recursos y asistencia legal, al entregar la carga de la prueba a las víctimas y familiares de casos donde se investigue un uso indebido de la fuerza”, agregó.

El proyecto, denominado Ley Naín-Retamal en homenaje a dos carabineros (policías militarizados) asesinados, aumenta las penas contra quienes maten o agredan a policías y además, crea la figura de legítima defensa privilegiada, creando la presunción legal de que, cada vez que un policía usa un arma letal, lo hace para defenderse.

La iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de Diputados y la próxima semana será revisada en el Senado. (Sputnik)