Paraguay: Descubren que una bebé estaba viva dentro del ataúd

Cuando la familia se preparaba para el entierro, uno de ellos solicitó abrir el ataúd para despedirse de la pequeña y se sorprendieron al descubrir que aún respiraba

115
Imagen de Carolyn Booth en Pixabay

En una inesperada situación en Alto Paraná, Paraguay, una familia se encontraba velando a su bebé prematura cuando se dieron cuenta de que aún estaba viva.

Reportado por TN, este incidente tuvo lugar en Minga Guazú, donde los médicos del Hospital Regional de Ciudad del Este realizaron una cesárea de emergencia a una madre de 21 años debido a un embarazo de alto riesgo.

Después de la operación, los médicos declararon que la bebé había fallecido, y la madre fue llevada a cuidados intensivos, mientras que la familia iniciaba los preparativos para el velorio.

Sin embargo, cuando la familia se preparaba para el entierro, uno de ellos solicitó abrir el ataúd para despedirse de la pequeña y se sorprendieron al descubrir que aún respiraba. “Llamé a mis familiares y la llevamos rápidamente al hospital regional, donde, al llegar, comenzó a llorar cuando la doctora la tomó en sus brazos”, comentó el tío a los medios locales. “Los médicos nos dijeron que fue un milagro, pero lo grave es que estuvimos a punto de enterrarla viva”, añadió. La bebé permanece ingresada en el hospital con un informe médico “reservado”.

El director del hospital, el doctor Federico Schrodel, sugirió a los medios locales que este caso podría ser un ejemplo de catalepsia, un estado patológico en el que el paciente parece no tener signos vitales y presenta rigidez, lo que a menudo lleva a que se les dé por muertos. Explicó que la bebé nació prematuramente, con cinco meses de gestación y un bajo peso, y que la madre presentaba eclampsia, una complicación grave del embarazo. Esto motivó la cesárea de emergencia para salvar sus vidas.

El doctor Schrodel destacó que la bebé nació sin signos vitales, lo que llevó a la emisión de un acta de defunción. “Este es un caso que será estudiado por la comunidad científica. Estamos recibiendo ayuda de expertos internacionales comprometidos con nosotros. Contamos con la colaboración de médicos de renombre para comprender este caso y evitar que vuelva a ocurrir, es decir, diagnosticar erróneamente a alguien como fallecido cuando en realidad está vivo”, afirmó.

TE PUEDE INTERESAR