¿Qué sucede si el presidente Piñera es destituido de su cargo?

El senado deberá actuar como jurado

144
Presidente Sebastián Piñera

En una jornada maratónica la Cámara aprobó la admisibilidad de la Acusación Constitucional contra el presidente Piñera.

El libelo fue aprobado por 78 votos a favor, 67 en contra y tres abstenciones, con lo cual seguirá su tramitación en el Senado.

El senado, deberá actuar como jurado, es decir, declarar si el acusado es o no culpable de lo que se le acusa, con lo cual el trámite sería más expedito.

La suspensión del cargo

La Acusación Constitucional deberá ser sostenida ante la Cámara Alta por una comisión integrada por tres diputados, que serán definidos en una próxima sesión.

Y mientras el Senado resuelve el libelo, el presidente Sebastián Piñera quedará inhabilitado para salir del país.

Sin embargo, la duda que surgió era si el mandatario quedaba suspendido de su cargo durante la tramitación.

No obstante, según abogados constitucionalistas consultados por  BioBioChile, la interpretación de la norma indica que Piñera  a pesar de ser destituido, puede continuar ejerciendo sus funciones.

“Para declarar que ha lugar la acusación en contra del Presidente de la República o de un gobernador regional se necesitará el voto de la mayoría de los diputados en ejercicio”, indica el penúltimo inciso del artículo.

“En los demás casos se requerirá el de la mayoría de los diputados presentes y el acusado quedará suspendido en sus funciones desde el momento en que la Cámara declare que ha lugar la acusación”, concluye el inciso final.

A juicio de Ostoic, al decir “los demás casos”, no se refiere al Presidente o gobernador, que son cargos de elección popular.

Sino al resto de los funcionarios públicos que pueden ser acusados constitucionalmente, como un ministro de Estado o un Delegado Provincial, por ejemplo.

“Uno podría decir que no hay referencia a la suspensión del Presidente de la República, porque el inciso final se refiere a los demás casos”, explica.

En el caso de un Presidente, para que la Acusación Constitucional sea aprobada, se necesita 2/3 de los senadores en ejercicio, destaca Ipinza.

Traducido a votos, se requiere 29 senadores que estén a favor, lo que en términos simples significa que la oposición debe convencer a cinco legisladores oficialistas.

Lo que viene

Por ahora, el Senado dentro de los próximos cuatro a seis días, debe fijar la votación del libelo, según lo establece la legislación, agrega el docente de la U. Mayor.

Y en paralelo, el mandatario será notificado de la decisión de la Cámara.

TE PODRIA INTERESAR