Reabrirán acceso del metro Baquedano, cerrado desde el estallido social

La idea del Gobierno es reabrir la entrada de Baquedano y a la vez, construir un memorial oficial del estallido social, cuyas características aún no han sido definidas.

270
La idea del Gobierno es reabrir la entrada de Baquedano y a la vez, construir un memorial oficial del estallido social, cuyas características aún no han sido definidas.

Santiago, 3 abr (Sputnik).- Las autoridades chilenas anunciaron este lunes que se reabrirá la entrada principal de Baquedano, la estación central de la red de Metro de Santiago, que permanece cerrada desde que iniciaron las protestas del estallido social de 2019.

“Baquedano es la estación más importante del Metro de Santiago, acceso y salida de la plaza hundida es vital para conectar a millones de santiaguinos y estamos contentos porque hoy iniciamos su recuperación, tanto física como simbólica”, afirmó en Twitter el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, adjuntando imágenes del inicio de los trabajos.

Las obras de recuperación estarán a cargo de la Delegación Presidencial Regional, la subsecretaría de Derechos Humanos, Metro de Santiago, la municipalidad de Providencia y la gobernación de la Región Metropolitana, en un plan conjunto denominado Plan de Recuperación de Espacios Públicos.

“Esta iniciativa es vital, pues solo en esta estación, sin contar todos sus alrededores, pasan 21.000 personas todos los días”, señaló en conferencia de prensa la delegada presidencial regional, Constanza Martínez.

Durante las protestas del estallido social, que se concentraron en los alrededores de la estación Baquedano, se produjeron diversos hechos constitutivos de violaciones a los derechos humanos en el marco de la represión policial, siendo el lugar donde varios manifestantes fueron lesionados, mutilados y tres de ellos perdieron la vida.

Durante meses, los manifestantes ocuparon la entrada de la estación, también denominada “plaza hundida”, como una especie de memorial improvisado, con murales y objetos que recuerdan a las víctimas

La idea del Gobierno es reabrir la entrada de Baquedano y a la vez, construir un memorial oficial del estallido social, cuyas características aún no han sido definidas.

En las protestas del estallido social de 2019 en Chile, el Ejecutivo ordenó una represión a cargo de Carabineros (policía militarizada), Policía de Investigaciones (policía civil) y las tres ramas de las Fuerzas Armadas, produciéndose una serie de violaciones a los derechos humanos.

Estas vulneraciones fueron confirmadas por distintos organismos internacionales que enviaron observadores al país, como la Organización de las Naciones Unidas, Human Rights Watch, Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (Sputnik)