Respuesta humanitaria: Cuba recibe leche en polvo del Programa Mundial de Alimentos

La crisis alimentaria en Cuba, agravada durante varios años, ha afectado la disponibilidad de leche, especialmente para los niños menores de 7 años. Aunque anteriormente se proporcionaba a través de la libreta de abastecimiento a un precio altamente subvencionado

146
Calle de La Habana Foto © CiberCuba

La dirección ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), considerado como la principal organización humanitaria a nivel mundial, ha respondido positivamente a la solicitud oficial del Gobierno de Cuba, enviando ya suministros de leche en polvo a la isla caribeña.

En un comunicado oficial, la delegación del PMA en Cuba confirmó que el gobierno cubano había solicitado apoyo para mantener la distribución mensual de 1 kilogramo de leche destinada a niños menores de 7 años en todo el país. La organización de la ONU reconoció la “necesidad urgente” de esta solicitud, especialmente en medio de la profunda crisis económica que enfrenta Cuba, la cual afecta considerablemente la seguridad alimentaria y nutricional de la población.

Aunque el gobierno no había hecho pública la solicitud ni los primeros aportes multilaterales, el PMA entregó a Cuba 144 toneladas de leche en polvo para niños. La agencia internacional de noticias EFE solicitó aclaraciones oficiales, pero aún no ha obtenido respuesta por parte de las autoridades cubanas.

El PMA, especializado en emergencias y asistencia alimentaria, destacó que esta es la primera vez que Cuba solicita apoyo oficialmente a través de su dirección ejecutiva. A pesar de tener proyectos en la isla desde hace tiempo, esta solicitud subraya la gravedad de la situación.

La solicitud cubana no establece un marco temporal explícito, lo que significa que no especifica un período limitado para el apoyo. Ante esto, el PMA está buscando movilizar recursos adicionales de donantes tradicionales y no tradicionales.

Se ha confirmado que al menos dos países, uno europeo y otro americano, han sido contactados por el PMA, y están evaluando la posibilidad de brindar apoyo, aunque aún no han tomado una decisión.

La crisis alimentaria en Cuba, agravada durante varios años, ha afectado la disponibilidad de leche, especialmente para los niños menores de 7 años. Aunque anteriormente se proporcionaba a través de la libreta de abastecimiento a un precio altamente subvencionado, la escasez ha llevado a recortes en la población priorizada y a la reducción de las cantidades entregadas en algunas provincias. La búsqueda de soluciones incluye la movilización de recursos internacionales para garantizar el acceso a este vital alimento para los niños cubanos.

TE PUEDE INTERESAR