Roca habría abandonado la Tierra para ‘dar un paseo’ por el espacio y luego regresar

Podría ser el primer meteorito conocido que haya realizado un viaje al espacio con origen y destino en la Tierra.

290
The Meteoritical Society

Geofísicos sugirieron que una roca negra descubierta en Marruecos en 2018 posiblemente salió de la la Tierra para pasar una cantidad significativa de tiempo en órbita y luego volvió a nuestro planeta. Esta roca de más de 600 gramos de masa, oficialmente llamada ‘África del Noroeste (NWA) 13188’, podría ser el primer meteorito conocido que haya realizado un viaje al espacio con origen y destino en la Tierra.

Argumentos a favor de la hipótesis

Los científicos señalan tres argumentos fundamentales que sostienen su hipótesis. En primer lugar, muchas características de NWA 13188 y su huella química particular apuntan a un parecido extremo con el tipo de rocas que se forman en los volcanes terrestres que se encuentran cerca de las placas tectónicas oceánicas.

Sin embargo, sus concentraciones de ciertos isótopos químicos solo podrían explicarse por la exposición a los rayos cósmicos del espacio exterior. Ello sugiere que la roca pudo estar expuesta a estos rayos en la órbita durante un periodo de varias decenas de miles de años.

Por otro lado, su ‘corteza de fusión’ vidriosa apunta a que pudo haberse derretido cuando hizo su entrada en la atmósfera terrestre. Todo esto “excluye que NWA 13188 sea un meteorito ‘falso’ hecho por el hombre“, expuso este martes, Jérôme Gattacceca, geofísico del Centro Nacional Francés de Investigación Científica, en la conferencia de geoquímica Goldschmidt en Francia. “Por lo tanto, consideramos que NWA 13188 es un meteorito lanzado desde la Tierra y luego vuelto a acumular en su superficie”, concluyen los autores del estudio.

¿Cómo llegó al espacio?

Los investigadores aún desconocen cómo esta roca terrestre pudo llegar hasta el espacio, pero señalaron que es posible que haya sido expulsada durante una erupción volcánica suficientemente fuerte o arrojada a la órbita a consecuencia del impacto contra la Tierra de un gran meteorito. En 1971, un roca terrestre de 4.000 millones de años, la más antigua conocida por la ciencia, fue encontrada en la Luna durante la misión Apolo 14. Se cree que esta fue arrojada hasta allí después de una colisión de asteroides.

El equipo de Gattacceca pondrá a prueba la hipótesis volcánica midiendo las concentraciones de un isótopo de argón, ya que el argón atmosférico contenido en NWA 13188 debería ser particularmente abundante si la roca tuvo su origen en una erupción terrestre joven.

 

Objeción a la propuesta

No todos los especialistas se muestran convencidos con la propuesta de Gattacceca  y su equipo. “Cuando afirmas hipótesis extraordinarias, necesitas pruebas extraordinarias para respaldarlas. Todavía no estoy convencido”, comentó Philippe Claeys, geólogo y científico planetario.

La falta de un cráter de impacto relacionado con este meteorito y que el propio Gattacceca estima que debería tener unos 20 kilómetros de ancho es un punto en contra de su propia conjetura.  “Cuando tienes un cráter de impacto tan joven, tendrías un derretimiento de impacto que todavía está ‘caliente y humeante’, sería muy difícil pasarlo por alto”, subrayó Claeys