Se cumplen cuatro días de bloqueo carretero en Bolivia contra ferrocarril a Chile

El bloqueo impedía totalmente el tránsito terrestre de pasajeros y carga entre La Paz y Santa Cruz (este), según medios locales.

106

La Paz, 14 may (Sputnik).- La principal carretera de Bolivia continuaba cortada este viernes por cuarto día consecutivo en el departamento de Cochabamba (centro), por el bloqueo que realizan camioneros de larga distancia en rechazo a un proyecto de rehabilitación del ferrocarril que una la ciudad chilena de Arica, con La Paz.

“Lamentamos que este problema subsista, tal vez por mala información, pero reiteramos que no hay razón para los bloqueos, porque la Empresa Ferroviaria Andina (FCA) suspendió las pruebas piloto que hacía para volver a poner en operación la vía internacional”, dijo el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño.

La autoridad conversó con reporteros antes de acudir a una nueva reunión con los dirigentes de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional (CBTI), que lidera la protesta.

El bloqueo impedía totalmente el tránsito terrestre de pasajeros y carga entre La Paz y Santa Cruz (este), según medios locales.

Montaño dijo que dirigentes de federaciones regionales de camioneros afiliadas a la CBTI firmaron el miércoles el convenio que debió poner fin al conflicto.

Ese acuerdo estableció que el proyecto de rehabilitación del ferrocarril entre Bolivia y el puerto chileno de Arica quedaría paralizado indefinidamente y solo sería reactivado previo acuerdo entre todas las partes involucradas, incluidos empresarios y transportistas.

La protesta de los camioneros fue levantada el jueves en todo el país, excepto en Cochabamba.

El ferrocarril Arica-La Paz está paralizado desde fines de 2005 y su reactivación fue anunciada sin previo aviso la semana pasada, cuando FCA reportó el inicio de una prueba de la vía, que consistió en la movilización de un convoy de carga pesada desde el puerto chileno hasta cercanías de La Paz.

Los transportistas terrestres advirtieron que la operación del ferrocarril resultaría en la quiebra de sus empresas, que dependen en gran medida del comercio internacional.

La administración de FCA, empresa privada que controla la red andina de los ferrocarriles bolivianos desde la década de 1990, aseguró que transportaría, como máximo, el diez por ciento de los cinco millones de toneladas de carga que se mueven anualmente entre los puertos del norte chileno y Bolivia.

La misma empresa opera una conexión ferroviaria entre las minas del suroeste boliviano y el puerto chileno de Antofagasta. (Sputnik)