Tráfico sexual de Jeffrey Epstein: muchos nombres y pocos culpables

Las circunstancias inusuales que rodearon la muerte de Epstein, sumadas al contexto en el que esta ocurrió, han generado teorías que sugieren que pudo haber sido asesinado para evitar que revelara sus conexiones con figuras prominentes en el mundo del entretenimiento, las finanzas y las altas esferas

89
Imagen de Foundry Co en Pixabay

Los múltiples documentos que salieron a la luz esta semana en torno al caso de tráfico sexual de menores por parte del financiero estadounidense Jeffrey Epstein y su pareja, Ghislaine Maxwell, revelan la extensa red de destacadas personalidades, políticos y miembros de las élites con las que establecían nexos y negocios.

La desclasificación de más de 900 documentos se enmarca en una demanda civil interpuesta por Virginia Giuffre, quien acusó a Maxwell de reclutarla para ser objeto de abusos y traficarla junto con otras adolescentes en fiestas privadas que Epstein organizaba en sus lujosas viviendas.

Aunque esa demanda concluyó con un arreglo en 2017, no fue la única presentada por una víctima de la pareja. Por el contrario, precedió a una cadena de eventos dramáticos que terminó con la muerte de Epstein y la encarcelación de Maxwell.

Giuffre afirma en esos documentos haber mantenido relaciones sexuales con el exprimer ministro israelí Ehud Barak, entre otras figuras prominentes mencionadas solo como “presidentes extranjeros”, cuyos nombres no han sido revelados.

Uno de los nombres más destacados en los documentos es el del príncipe Andrés de Inglaterra, a quien Giuffre demandó separadamente al asegurar que abusó sexualmente de ella cuando tenía 17 años. Otro documento revela que el administrador de la casa de Epstein en su antigua casa en las Islas Vírgenes de EE.UU., Juan Alessi, declaró bajo juramento que el príncipe Andrés recibía “masajes a diario” cuando visitaba la residencia, donde, según Alessi, “pasaba semanas”.

Se revela también un testimonio de otra víctima de abusos, Johanna Sjoberg, quien afirma que el duque de York le puso una mano sobre el pecho y que Epstein le había comentado que al expresidente estadounidense Bill Clinton “le gustaban las jóvenes”, refiriéndose a niñas. En 2019, un portavoz del exmandatario aseguró en una declaración que este no sabía “nada” de los “terribles crímenes” del magnate.

Alessi también aseguró que Donald Trump visitaba regularmente la casa de Epstein para cenar, aunque nunca se alojó ni recibió masajes allí, ya que, dijo, “tiene su propio spa”.

Giuffre, por su parte, afirmó además que había sido sometida  a relaciones sexuales por el inversor multimillonario Glenn Dubin, cofundador de Highbridge Capital; Tom Pritzker, jefe de Pritzker Organization y presidente ejecutivo de Hyatt Hotels; el exgobernador de Nuevo México Bill Richardson, y el fallecido científico Marvin Minsky.

Gran parte de los nombres que aparecen en los documentos están tachados, mientras que la mención de los personajes revelados no implica a priori ningún tipo de comportamiento ilegal o determinación de culpabilidad.

El impacto del escándalo

Tal vez el más afectado por el caso sea el príncipe Andrés de la Gran Bretaña, quien tuvo que retirarse de la vida pública tras el escándalo desatado por su amistad con Epstein, en noviembre de 2019.

Luego, en 2022, al príncipe se le retiraron los rangos militares y el patronato real.

El también duque llegó a un acuerdo extrajudicial con Giuffre, a quien acordó pagarle una suma financiera con carácter confidencial. También prometió hacer una “donación sustancial” a una organización benéfica “en apoyo a los derechos de las víctimas” relacionadas con el caso de Jeffrey Epstein.

En el entorno de Epstein, muchos declararon que nunca supieron de sus delitos sexuales. Y algunos, como el exconsejero delegado de Barclays Plc, Jes Staley, renunciaron a sus cargos.

JPMorgan Chase, institución bancaria de la que Epstein fue cliente durante muchos años, pagó 365 millones de dólares para resolver dos demandas que la acusaron de beneficiarse del esquema de tráfico sexual.

“Seguirá funcionando sin contol”

Graham Hryce, periodista australiano y abogado especializado en medios de comunicación, comentó que la desclasificación de los documentos “sin duda alguna, será noticia de portada en medios occidentales” y que la reputación de algunos de los mencionados “quedará tan dañada que no serán invitados a Davos el año que viene”.

Asimismo, remarcó la necesidad de destapar las fraudulentas actividades financieras de estos poderosos individuos y de las corporaciones gobernantes. “El corrupto sistema financiero que creó a Epstein y le permitió prosperar [..] seguirá funcionando completamente sin control y más allá de un escrutinio eficaz”.

“E incluso: a la hora de desenmascarar a los individuos que explotaron a las jóvenes que Epstein les proporcionó, la mayoría simplemente saldrá ilesa“, resaltó.

  • Jeffrey Epstein fue hallado muerto, aparentemente tras ahorcarse, el 10 de agosto de 2019 en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan (Nueva York), donde estaba recluido para ser juzgado por cargos federales de tráfico sexual de menores.
  • Maxwell, declarada culpable en 2021, cumple en prisión una condena de 20 años por tráfico sexual. Es la única persona que ha sido condenada en relación con el caso Epstein.

Te puede interesar