Avistan ‘diablos de polvo’ en la superficie marciana

El ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) arribó a Marte en 2016 y comenzó a operar en 2018. Su objetivo es buscar evidencias de metano y otros gases atmosféricos para explicar los procesos biológicos y geológicos en el Planeta Rojo

79
Los 'diablos de polvo' captados por el Exomars en Marte. ESA / Roscosmos ExoMars Trace Gas Orbiter

La cámara CaSSIS a bordo de la sonda Trace Gas Orbiter —perteneciente a ExoMars, la misión espacial conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la rusa Roscosmos— logró captar un “diablo de polvo” cerca del cráter Hooke, ubicado en la llanura de Argye Planitia, en el sur de Marte.

Según comunicó la ESA, la imagen fue tomada el 1 de febrero de 2021 y muestra “montículos caóticos, ondas esculpidas por el viento y huellas de ‘diablos de polvo’“.

Estos últimos son unos remolinos de polvo que ocurren tanto en Marte como en la Tierra cuando el aire caliente se eleva rápidamente hacia el aire más frío.

La imagen representa un paisaje similar a un ‘terreno caótico’, un tipo de suelo que se encuentra en la superficie marciana y que generalmente está conformado por grupos de rocas de diversos tamaños y formas.

Los científicos no han determinado si la pequeña área que aparece en la imagen pertenece a un ‘terreno caótico’, pero su apariencia cumple con las características propias de este tipo de zonas.

De acuerdo con la ESA, las delicadas depresiones tortuosas de color azul que se extienden por el paisaje de la imagen fueron causadas por ‘diablos de polvo’, que dejan estas características huellas en toda la superficie del Planeta Rojo.

Estas huellas tienen orientación norte-sur, lo que indica un posible patrón de viento local.

El color azul es el resultado de la combinación de tres filtros con el propósito de producir una imagen infrarroja en color para identificar las variaciones en el relieve del terreno marciano.

El ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) arribó a Marte en 2016 y comenzó a operar en 2018. Su objetivo es buscar evidencias de metano y otros gases atmosféricos para explicar los procesos biológicos y geológicos en el Planeta Rojo.

El TGO está formado por cuatro instrumentos científicos, siendo el Sistema de Imágenes de Superficie en Color y Estéreo (CaSSIS) el responsable de transmitir este tipo de imágenes del suelo marciano a la Tierra.

TE PUEDE INTERESAR