Izkia Siches confirma que seguirá buscando el diálogo en La Araucanía

Entendemos que lo que ocurre acá es violencia pero también es falta de Estado, es ausencia de un Estado decidido, se necesita un Estado que cuando ocurren eventos como los de hoy no arranque rápidamente a Santiago

52
el Gobierno mantendrá su postura a favor del diálogo y que no continuará la militarización

Santiago, 15 mar (Sputnik).- La ministra del Interior de Chile, Izkia Siches, señaló que no cesará sus actividades en La Araucanía (sur), que el Gobierno mantendrá su postura a favor del diálogo y que no continuará la militarización, a pesar de que este martes fue víctima de un incidente perpetrado por desconocidos.

“Seguiremos con todo nuestro itinerario de actividades en La Araucanía, y seguiremos buscando el diálogo y el reencuentro de nuestro territorio”, afirmó Siches en conferencia de prensa.

La funcionaria relató los hechos sucedidos durante su primera actividad en la zona, donde llegó acompañada de cinco ministros y dos subsecretarios, y explicó que mientras iban en una comitiva de vehículos en dirección a la ciudad de Ercilla (sur) una barricada de árboles cortados les impidió el paso.

Cuando los automóviles comenzaron a retroceder, se escucharon disparos al aire desde distintas direcciones y posteriormente la policía encontró en el lugar un mensaje en una pancarta que decía: “Izkia Siches, mientras existan presos políticos mapuche no habrá diálogo”.

“Entendemos que lo que ocurre acá es violencia pero también es falta de Estado, es ausencia de un Estado decidido, se necesita un Estado que cuando ocurren eventos como los de hoy no arranque rápidamente a Santiago”, agregó.

Aunque Siches no logró concretar su vista a Ercilla sí realizó las reuniones con líderes mapuche que tenía agendadas, así como también encuentro con familias víctimas de la violencia rural en la zona.

“Esta será la primera visita de muchas y apuntaremos a conversar con todos los sectores y poder crear una comisión que permita conocer la verdad, entregar justicia y reparación para todas las víctimas de este conflicto”, cerró.

En la región rige hace cinco meses la medida de estado de excepción constitucional de emergencia impuesto por el expresidente Sebastián Piñera (2018-2022), con el objetivo de que las Fuerzas Armadas puedan controlar la ola de ataques incendiarios y robos que se viene registrando hace años en la zona.

Esta medida culmina el 26 de marzo y el presidente Gabriel Boric ya anunció que no la renovará, optando por el camino del diálogo sin militarización. (Sputnik)