La ONU pide a Chile protección y reparación a los migrantes

La turba destruyó e incendió las pocas pertenencias que poseían los migrantes como carpas, ropas, carros de bebés y otros objetos.

101
Dos agencias de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidieron este lunes al Gobierno de Chile que implemente un plan de migración que respete los derechos humanos

Santiago, 27 sep (Sputnik).- Dos agencias de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidieron este lunes al Gobierno de Chile que implemente un plan de migración que respete los derechos humanos

Ante la agresión xenófoba de la que fueron víctima cientos de venezolanos el pasado fin de semana.

“El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) pedimos al Gobierno.

Implementar un plan de migración que permita garantizar los derechos de las personas que llegan al país, incluyendo a niños, niñas y adolescentes”, consignaron a través de un comunicado.

Los órganos de la ONU señalaron que el plan debe implementar un mecanismo que asegure a los migrantes un acceso a un lugar de acogida y que a su vez, resguarde los derechos de las personas que habitan en Chile y que se puedan ver afectadas por la llegada de personas.

“Es responsabilidad del Estado velar por la convivencia pacífica y respetuosa de las personas que viven en el país, entregando las herramientas necesarias para ello”, agregaron.

Asimismo, pidieron a Chile que cumpla los tratados internacionales que firmó en materia de derechos humanos y migración, y le recordó al país que “tienen la obligación de respetar y proteger los derechos humanos de todas las personas que se encuentran bajo su jurisdicción, sin hacer distinción alguna de nacionalidad o estatus migratorio”.

Reparación y protección a migrantes

Por último, instaron a Chile a adoptar “todas las medidas necesarias para que se investiguen y sanciones los hechos de violencia, junto con incorporar medidas para reparar y otorgar protección a las víctimas”.

La situación se originó la semana pasada cuando un grupo de casi 5.000 habitantes de Iquique organizaron una marcha contra la migración, instancia en que atacaron un campamento donde habitaban unas cien familias venezolanas.

La turba destruyó e incendió las pocas pertenencias que poseían los migrantes como carpas, ropas, carros de bebés y otros objetos.

La Policía de Investigaciones de Chile (policía militarizada) se encuentra realizando pericias para determinar la identidad de aquellos que participaron del acto xenófobo. (Sputnik)