Muere Clive Sinclair, el creador del ZX Spectrum

El ordenador doméstico "más pequeño y más barato del mundo", el que realmente lo catapultó a la fama internacional. Con un precio que no pasaba de las 100 libras esterlinas, el ZX Spectrum era asequible para el consumidor medio y a la vez reportaba grandes beneficios a la empresa, pues se vendía por millones.

92
De Bill Bertram - Trabajo propio, CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=170050

Londres, 17 sep (Sputnik).- El inventor y empresario británico Clive Sinclair, que saltó a la fama como creador del ordenador doméstico ZX Spectrum, falleció a los 81 años, publicó el diario The Guardian.

Sinclair murió en su casa de Londres tras una larga enfermedad, según el medio que cita a su hija Belinda.

Antes de fabricar los míticos ZX Spectrum, la empresa Sinclair Radionics producía calculadoras de bolsillo y relojes electrónicos, señala The Guardian.

Tres veces más pequeña y la mitad de barata que calculadoras similares, la de Sinclair fue un gran éxito de ventas desde que empezara a fabricarse en 1972. Además, recibió un premio por su diseño e incluso se hizo un hueco en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Pero fue su otro invento, el ordenador doméstico “más pequeño y más barato del mundo”, el que realmente lo catapultó a la fama internacional. Con un precio que no pasaba de las 100 libras esterlinas, el ZX Spectrum era asequible para el consumidor medio y a la vez reportaba grandes beneficios a la empresa, pues se vendía por millones.

Los ZX Spectrum, que se usaban principalmente para juegos, dieron origen a toda una industria en el Reino Unido. La primera ministra Margaret Thatcher regaló uno de estos ordenadores a su homólogo japonés como símbolo de los avances tecnológicos de Gran Bretaña.

En 1983, por orden de Thatcher, Sinclair recibió el título de sir. En el mismo 1983, fue nombrado empresario del año.

No obstante, también conoció algún que otro fracaso, como el vehículo eléctrico Sinclair C5 que intentó lanzar en 1985, o el televisor portátil.

Según medios británicos, Sinclair no era partidario de las tecnologías más modernas y se negaba a usar internet diciendo que lo distraía de su trabajo como inventor. (Sputnik)