Un sobreviviente del Holocausto confronta a un exguardia nazi

Farkas, de casi 93 años, es el primer testigo en brindar testimonio personalmente, y probablemente el único sobreviviente israelí que lo hará, en el juicio del exguardia de las SS Josef Schütz, quién prestó servicios en el campo de concentración nazi de Sachsenhausen

90
"¿No es hora de que seas valiente?": Un sobreviviente del Holocausto confronta a un exguardia nazi durante su juicio

Emil Farkas sobreviviente del Holocausto, participó en el juicio contra el exguardia nazi, de 100 años, Josef Schütz, brindando su testimonio, recoge The Times of Israel este domingo.

Farkas, de casi 93 años, es el primer testigo en brindar testimonio personalmente, y probablemente el único sobreviviente israelí que lo hará, en el juicio del exguardia de las SS Josef Schütz, quién prestó servicios en el campo de concentración nazi de Sachsenhausen durante tres años y se lo acusa por ser corresponsable del asesinato de 3.518 prisioneros judíos.

El testigo viajó desde Israel hasta la localidad de Brandeburgo (Alemania), donde se realiza el juicio, para relatar lo que padeció y confrontar al acusado.

Luego de narrar los principales detalles de su experiencia en los campos de concentración, principalmente en Sachsenhausen, se dirigió al acusado.

“Estoy seguro de que me habrás visto muchas veces corriendo con el ‘Comando del Calzado’. Hoy vine a Brandeburgo a verte. Y, por lo tanto, quiero preguntarte: al final de tu centésimo año, ¿tu oscuro secreto vale tanto para ti que no puedes disculparte por tu contribución a mi sufrimiento? ¿No es hora de que seas valiente?”, manifestó Farkas.

“No solo me viste, también siempre me escuchaste cantar la canción que me vi obligado a cantar. El nombre de la canción era ‘Erika’. Y así me escuchaste cantar la segunda estrofa una y otra vez… mientras pensaba en la hija de un año de mi hermana Peppi, que se llamaba Erika”, continuó. “¡Usted, Sr. Schütz, se convirtió en un adulto y vivió 100 veces más que Erika!”.

Destacado gimnasta israelí

Emil Farkas fue uno de los principales gimnastas de la historia del deporte israelí. Fue campeón nacional en dos ocasiones y ganó múltiples medallas en los Juegos Maccabiah.

Hijo menor de cinco hermanos, nació en febrero de 1929 en Zilina, en la antigua Checoslovaquia y actual Eslovaquia, en una familia judía ortodoxa de clase media. Luego de la invasión nazi en 1939 las restricciones hacia los judíos eran cada vez más estrictas y en 1942 comenzaron las deportaciones a campos de concentración, de la cual su familia fue víctima. Farkas pasó por varios campos, y uno de ellos fue el de Sachsenhausen.

En este lugar, la destreza atlética lo ayudó mantenerse con vida, levantándose una hora antes que pasen los guardias para hacer gimnasia.

Los guardias de las SS se sorprendieron por su desempeño y fue transferido a un comando de prisioneros que debía marchar todos los días entre 30 a 40 kilómetros desde las 5:00 hasta las 17:00 para ablandar las botas de los miembros de las SS. Su resistencia física lo ayudó a no sucumbir de agotamiento como otros prisioneros.

Juicio a Josef Schütz

El juicio contra el exguardia comenzó a inicios de octubre y se lo acusa de ser cómplice de la muerte de 3.518 personas. Schütz, que sirvió en el campo de concentración entre 1942 y 1945, actualmente tiene 100 añoslo que lo convierte enla persona de más edad en ser juzgada por crímenes cometidos durante el régimen nazi en Alemania.