Una española dice que es dueña del sol y quiere cobrar impuestos

Contó, de lo que recaude, lo distribuirá de la siguiente manera: el 50% al gobierno español, 20% para un fondo de pensiones de ese país, 10% para la investigación y el 10% restante para ella

364

Una española se volvió viral en las últimas horas debido a que asegura ser la dueña del Sol.

Así es, aunque parezca increíble, María Ángeles Durán afirma que es la propietaria de la enorme estrella desde hace 12 años y hasta intentó vender parcelas por internet.

Una de las historias más insólitas tiene como protagonista a esta ciudadana española, quien asegura tener un documento de propiedad luego de aprovechar un vacío legal.

Por eso, en 2010, consiguió un acta notarial que la declara como la única propietaria del Sol. “Propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra en el centro del Sistema Solar”, dice el documento.

El caso se conoció en 2013 y aún hoy sigue generando sorpresa.

Tras quedarse con el Sol, comenzó a vender parcelas de la estrella por una suma de 200 mil pesos. Sin embargo, el sitio eBay eliminó su publicación, lo que originó la demanda de la mujer a la empresa de compra – venta por 10 mil dólares.

Luego, en 2015, tuvo una nueva e insólita situación judicial cuando un grupo de personas reconoció a Durán como la propietaria del Sol, pero la demandaron por los daños que ocasiona el Sol en la piel.

Pese a que sus demandas nunca prosperaron, en noviembre de 2021 la mujer tomó otra particular decisión. Quería cobrarle un impuesto a toda la raza humana por el uso del Sol.

“Conozco la ley y respaldé mi reclamo legalmente. Lo hice, pero cualquiera pudo haberlo hecho. Simplemente, a mí se me ocurrió primero.

Cuando tienes una propiedad, tiene sentido hacer uso de ella. Las empresas eléctricas se benefician de los ríos, que son de todos, así que espero aprovechar el Sol”, dijo la emprendedora.

Según contó, de lo que recaude, lo distribuirá de la siguiente manera: el 50% al gobierno español, 20% para un fondo de pensiones de ese país, 10% para la investigación y el 10% restante sí iría a su bolsillo.

Durán, en 2008, ya había tenido una demanda particular con la Sociedad General de Autores y Editores luego de haber registrado el grito de Tarzán a su nombre, pero la demanda no prosperó.