Chile desecha propuesta constitucional con una amplia votación que nadie vaticinó

Hay acuerdo en que la Constitución de Pinochet no debe continuar rigiendo, pero los chilenos pidieron que sea un mejor texto el que debe reemplazarla.

223
@soychilecl

Santiago, 5 sep (Sputnik).- Los chilenos dijeron “no” a la propuesta de nueva Constitución que durante un año escribió la Convención Constitucional, y lo hicieron con un porcentaje apabullante: un 61 por ciento de los votantes optó por el Rechazo al texto, en el plebiscito constitucional del domingo, y sólo un 38 por ciento eligió el Apruebo, que buscaba adoptar la propuesta.

Aunque las encuestas habían pronosticado una victoria para la opción del Rechazo, no hubo ninguna que evidenciara tantos puntos porcentuales de diferencia. El último estudio de la encuestadora privada Cadem le otorgó un 40 por ciento al Apruebo y un 45 por ciento al Rechazo; la última de Activa Research, 33 por ciento al Apruebo y 49 por ciento al Rechazo y de la Universidad del Desarrollo, 39 por ciento al Apruebo y 49 por ciento al Rechazo.

¿23 puntos de diferencia? No lo vio ningún estudio, encuestadora ni experto.

Mayor sorpresa causó el hecho de que el Rechazo se impuso en las 16 comunas del país. Hasta los más optimistas del Rechazo explicitaban dudas sobre algunas regiones, principalmente en la zona central del país, que leían contrarias a su postura. Pero no fue así.

En Valparaíso (centro), comúnmente asociado a una votación progresista, el Apruebo perdió con un 42 por ciento frente a un 58 por ciento del Rechazo, y en la Región Metropolitana, que alberga a Santiago, el resultado fue de un 44 por ciento para el Apruebo y un 56 por ciento al Rechazo.

Un total de 13 millones de chilenos participaron del proceso, de un universo de 15 millones.

Se trató de una votación histórica jamás registrada desde que se implementó el voto voluntario en 2012, y que se enmarca en la medida de sufragio obligatorio que las autoridades impusieron para esta elección en particular.

El presidente, Gabriel Boric, señaló en conferencia de prensa tras conocerse los resultados que el triunfo del Rechazo a la nueva Constitución significó un mensaje claro de la ciudadanía.

“El pueblo chileno dijo fuerte que no quedó satisfecho con la propuesta que la Convención presentó a Chile, y eso nos exige a las autoridades, a los actores políticos, que trabajemos con más empeño y más diálogo, y avanzar en crear un texto que nos interprete a todos”, dijo.

NO A LA REFUNDACIÓN

“Este es el triunfo de los trabajadores chilenos, de los agricultores, de los pescadores y todos aquellos que no querían refundar el país. Es un triunfo del sentido común“, señaló durante la ceremonia de celebración del Rechazo el presidente del partido Unión Demócrata Independiente (derecha), Javier Macaya.

En la misma instancia, el presidente de Renovación Nacional (centroderecha), Francisco Chahuán, aseguró que la victoria “representa a los chilenos que no quieren más polarización. Tenemos que entender que los chilenos necesitan unión y no más división”, dijo.

Desde el comando del Apruebo, algunos apuntaron a que la derrota respondió a las fake news (noticias falsas) que habría difundido la derecha sobre el proceso constituyente. “No teníamos las vocerías para desbancar las mentiras. Esto es un retroceso, no para la izquierda, sino para la sociedad chilena”, afirmó en conferencia de prensa la diputada del Partido Comunista (izquierda), Carmen Hertz.

“A quienes han votado por el Apruebo, queremos decirles gracias, no solo por apoyar esta opción, sino por jugársela durante meses en el país, en las calles. Quiero agradecer a los 154 convencionales que trabajaron en esto. Hacemos un llamado a la calma y a estar orgullosos de lo realizado, porque lo dimos todo”, señaló la diputada comunista Karol Cariola, durante su discurso en que el comando del Apruebo aceptó la derrota.

Una gran cantidad de adherentes al Rechazo se congregó en el sector de Plaza Italia, en el centro de Santiago, para celebrar el triunfo. Con banderas chilenas y tocando las bocinas de sus autos, dieron vueltas alrededor del icónico lugar de la capital.

¿QUÉ SIGUE?

Aunque el acuerdo político que dio inicio al proceso constituyente en 2019 no explicitó qué debía suceder si el texto escrito por la Convención Constitucional se rechazaba en el plebiscito de salida, el presidente Boric afirmó que su intención era continuar con el proceso.

Tanto en el oficialismo como en la oposición se generó un amplio consenso político de que el proceso constituyente debía continuar, y que no había posibilidad de mantener la actual Constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), argumentando que los chilenos ya la defenestraron en 2020 en el plebiscito de entrada, donde el Apruebo ganó con un 78 por ciento.

Si quedaba alguna duda sobre aquello, fue disipada este domingo tras la victoria del Rechazo. Durante la ceremonia de celebración, tanto Chahuán como Macaya y los principales líderes de la oposición que dieron discursos, se comprometieron a apoyar otro proceso para escribir una nueva Constitución.

Es decir, hay acuerdo en que la Constitución de Pinochet no debe continuar rigiendo, pero los chilenos pidieron que sea un mejor texto el que debe reemplazarla. (Sputnik)