El audio filtrado de la canciller y otros impasses diplomáticos

Antonia Urrejola, comenzó sus vacaciones legales este viernes y probablemente, no sean las más relajadas que ha tenido, ya que una serie de desprolijidades en materia diplomática y un último escándalo protagonizado, sin quererlo, por ella misma la orillaron al borde de un precipicio.

184
Antonia Urrejola, comenzó sus vacaciones legales este viernes y probablemente, no sean las más relajadas que ha tenido, ya que una serie de desprolijidades en materia diplomática y un último escándalo protagonizado, sin quererlo, por ella misma la orillaron al borde de un precipicio.

Santiago, 27 ene (Sputnik).- La ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Antonia Urrejola, comenzó sus vacaciones legales este viernes y probablemente, no sean las más relajadas que ha tenido, ya que una serie de desprolijidades en materia diplomática y un último escándalo protagonizado, sin quererlo, por ella misma la orillaron al borde de un precipicio.

“¡Basta! Este huevón hace lo que quiere, cuando tiene ganas, ¿y la explicación es que está loco?”, se escuchó decir a Urrejola esta semana. La ministra estaba criticando en duros términos al embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, en una conversación privada que sostenía con sus asesores en el edificio de Cancillería.

La polémica se originó, en realidad, la semana pasada cuando el embajador Bielsa se quejó públicamente contra el Gobierno del presidente Gabriel Boric por no informarle a su país que rechazaría el permiso de un proyecto minero portuario en el norte de Chile, que, en palabras de Bielsa, también iba a traer beneficios para Argentina.

¿Por qué se supo lo que Urrejola habló en esa conversación privada? Los primeros antecedentes indican que la jefa de Prensa de Cancillería envío por error la grabación de la reunión a los medios de comunicación.

En este diálogo, que dura unos seis minutos y en el que participó Urrejola, la mencionada periodista y otros asesores, se hablaba de manera informal, con insultos y groserías. Y Bielsa no fue la única víctima. También hubo chismorreo sobre parlamentarios chilenos e incluso sobre la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes.

Cancillería emitió un escueto comunicado tras la filtración, donde explicó en dos párrafos que la jefa de prensa presentó su renuncia al cargo y que la situación citada en el audio “ya se encuentra superada y no representa en absoluto la excelente relación bilateral entre Argentina y Chile”.

Sin embargo, quedaron varias dudas ¿Quién hizo la grabación y por qué había alguien registrando a escondidas una reunión privada en la que se hablaba en ese tono? ¿Fue realmente un error o fue una filtración intencional?

Las interrogantes aumentaron debido a que la supuesta filtración se produjo cuando el presidente Boric estaba, justamente, en Argentina, participando de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), lo que lo obligó a tratar el tema con su homólogo, Alberto Fernández y empañó, de cierta manera, su vista al país trasandino.

Las consecuencias son varias: la oposición hizo un llamado formal a la ministra a renunciar al cargo, señalando que el impasse pudo generar un detrimento grave en las relaciones con Argentina.

Por su parte, Urrejola presentó una denuncia ante la Fiscalía y ordenó un sumario interno por la difusión de un audio sin conocimiento de los participantes. El Frente Amplio (izquierda) dijo que aquello no fue un error y acusó que hubo una “labor de espionaje” detrás.

La ministra Urrejola, en conferencia de prensa, aseguró que no renunciará a la cartera a menos que deje de contar con la confianza del presidente. Consultado por aquello, Boric contestó que la ministra cuenta con toda su confianza, pero enseguida agregó: “yo estoy permanentemente evaluando a mis ministros”.

PERÚ

“No podemos ser indiferentes cuando hoy, en nuestra hermana república del Perú, con el Gobierno bajo el mando de Dina Boluarte, personas que salen a marchar, a reclamar lo que consideran justo, terminan baleadas por quien debiera defenderlas”, dijo el presidente Boric en la cumbre de la Celac.

El mandatario fue especialmente duro al abordar la manera en que su par peruana ha manejado las protestas en su país y aseguró que “más de 50 personas han perdido la vida y eso nos debiera escandalizar”.

La intervención generó una respuesta diplomática de parte de la Cancillería peruana. El vicecanciller peruano, Ignacio Higueras, se comunicó con el embajador de Chile en Lima, Óscar Fuentes, y le transmitió el malestar que provocó en el Gobierno peruano la “manera irrespetuosa” en la que Boric se refirió a la presidenta Boluarte.

“Higueras le comunicó al embajador chileno que el rumbo elegido por el Gobierno constitucional de la presidenta Boluarte es el adelanto de elecciones generales para que los peruanos decidan, sin injerencias y en paz, el destino de Perú. El Gobierno no cambiará el rumbo de la institucionalidad democrática”, consignó Cancillería peruana a través de su cuenta de Twitter.

ISRAEL

La administración de Boric no solo tuve desencuentros con sus vecinos. En septiembre del año pasado, en una inusitada decisión, el mandatario se rehusó a recibir las cartas credenciales del embajador israelí, Gil Artzeyeli, quien había llegado al edificio presidencial en Santiago para hacer el trámite correspondiente.

Boric argumentó en esa oportunidad que su decisión respondía a su rechazo hacia la muerte de un joven palestino que murió en ese mismo periodo a manos del Ejército israelí y que prefería aplazar el encuentro. El diplomático tuvo que retirarse de la sede de Gobierno, el palacio de La Moneda, sin poder ver al presidente.

La situación provocó molestia en el Gobierno de Israel y en la comunidad judía en Chile. Las críticas motivaron al presidente Boric a ofrecer disculpas al país asiático a través de la Cancillería y a reagendar una nueva reunión, donde invitó al diplomático para entregarle sus credenciales correspondientes.