Lula recibirá en Brasilia a una decena de presidentes sudamericanos

Según informó en una nota el Ministerio de Relaciones Exteriores, está confirmada la presencia de los representantes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela.

306
La única ausencia será la de la presidenta de Perú, Dina Boluarte, que no podrá acudir a la cita por los problemas internos que atraviesa su país.

Río de Janeiro (Brasil), 29 may (Sputnik).- El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ejercerá de anfitrión de una cumbre este martes en Brasilia y a la que asistirán una decena de líderes sudamericanos.

Según informó en una nota el Ministerio de Relaciones Exteriores, está confirmada la presencia de los representantes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela.

La única ausencia será la de la presidenta de Perú, Dina Boluarte, que no podrá acudir a la cita por los problemas internos que atraviesa su país.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue el primer líder en llegar a la capital brasileña, la noche del domingo, y este lunes mantendrá una reunión bilateral con Lula.

“El principal objetivo de este encuentro es retomar el diálogo con los países sudamericanos, que quedó muy truncado en los últimos años y es una prioridad del gobierno Lula”, explicó en declaraciones a los medios la secretaria de Latinoamérica y Caribe de la Cancillería, Gisela Padovan, según recoge la Agencia Brasil.

Según la diplomática, aunque Brasil no pretende presentar una propuesta específica, el objetivo central de la cumbre sería debatir formas más concretas de ampliar la integración entre los países.

La cumbre prevé tratar temas que generen posiciones comunes entre los presidentes, como el combate al crimen organizado, proyectos de infraestructura, medio ambiente y cambio climático.

Se espera que la cita tenga un carácter poco protocolario y más informal; en la invitación cursada por la Cancillería brasileña se llega a hablar de “retiro”, un ambiente en que los presidentes podrán conversar sin tantas ataduras.

La mañana del martes 30 cada presidente hará una declaración de tema libre, después almorzarán y por la tarde celebrarán un diálogo informal en una sesión de trabajo “más libre y flexible”, según Padovan.

Los presidentes que permanezcan en Brasilia la noche del martes podrán participar en una cena que Lula ofrecerá en su residencia oficial, el Palacio de la Alvorada.

La Cancillería no confirmó qué otras reuniones bilaterales mantendrá Lula al margen de la cita con Maduro, aunque se espera que haya más. (Sputnik)