Más de 15 años de sabor y amistad: El concurso del mansonique en Radio San Joaquín

El concurso del mansonique en Radio San Joaquín no se trata solo de un premio gastronómico. Es la representación de una comunidad unida, donde la solidaridad y el apoyo mutuo se entrelazan con los sabores y aromas que el Tío Cucho brinda generosamente

362
Cientos de afortunados han tenido la oportunidad de saborear cada semana este exquisito manjar. El mansonique pesa un kilo y medio, tiene un diámetro de 23 centímetros

San Joaquín, 20 de junio de 2023 Desde hace más de 15 años, la Radio San Joaquín ha premiado semanalmente a sus oyentes con un verdadero tesoro culinario: el mansonique, un reconocido sándwich gigante gentileza del icónico Tío Cucho.

Este local de comida al paso, (Benozzo Gozzoli/ Departamental) con casi 30 años de trayectoria en la comuna, se ha convertido en el aliado perfecto para brindar a los ganadores una experiencia gastronómica inigualable.

Cientos de afortunados han tenido la oportunidad de saborear cada semana este exquisito manjar. El mansonique pesa un kilo y medio, tiene un diámetro de 23 centímetros y su valor comercial ronda los 13 mil pesos chilenos. No es de extrañar que los teléfonos de la radio se desborden de llamadas, ya que los oyentes anhelan llevar a sus bocas cada bocado de este delicioso sándwich.

Detrás de esta increíble tradición está el querido Tío Cucho, Agustín Bravo, un reconocido vecino de San Joaquín. Siempre dispuesto a apoyar causas solidarias, hace algunos años, cuando la estación de radio se vio afectada por estrecheces económicas y un robo que dejó mermado su equipo, el Tío Cucho extendió su mano amiga. Con su generosidad, aportó completos para que la radio pudiera recuperarse y volver al aire. Así nació un vínculo fraternal, basado en la amistad y la solidaridad, que ha perdurado hasta hoy.

Hoy en día, con Rodrigo Bravo, hijo del Tío Cucho, a cargo del local, señala que “seguiremos por muchos años más premiando a los auditores de la radio” de esta manera se sigue sellando este compromiso con la audiencia. Cada sábado, a partir de las 13 horas, como un ritual sagrado, uno de los cientos de oyentes agraciados disfruta junto a sus seres queridos del mansonique. Esta experiencia se convierte en un verdadero manjar que trasciende el paladar y se convierte en un momento de encuentro, alegría y gratitud.

El concurso del mansonique en Radio San Joaquín no se trata solo de un premio gastronómico. Es la representación de una comunidad unida, donde la solidaridad y el apoyo mutuo se entrelazan con los sabores y aromas que el Tío Cucho brinda generosamente. Es un recordatorio de que la amistad y los lazos humanos son mucho más valiosos que cualquier compromiso comercial.

En resumen, el concurso del mansonique en Radio San Joaquín ha sido una tradición arraigada en la comunidad durante más de 15 años. Es un regalo semanal que va más allá de la delicia culinaria, es la unión de sabores, amistad y gratitud. Una muestra clara de cómo la generosidad de un vecino y la pasión de una radio local pueden crear lazos que perduran en el tiempo y en el corazón de San Joaquín.

Jaime Oyaneder Ramírez